Hace unos meses Kelly Dern explicaba en su post “Rapid usability testing for designers” la importancia de realizar pruebas de usabilidad para mejorar las soluciones de diseño. Además, desarrollaba cómo hacer estas pruebas de usabilidad explicando algunos métodos de investigación, herramientas que pueden utilizarse, frecuencia recomendada para realizar este tipo de tests, cómo medir los resultados obtenidos, etc…

2016-10-20-original
Foto de Samuel Mann

Muchos de vosotros sabréis la importancia que damos desde el Estudio a la fase de testing de cualquier producto o servicio, cualquiera de ellos se debe probar antes, durante y después de su lanzamiento. Antes para evitar la mayoría de problemas antes de él, durante para ver qué problemas se encuentran los usuarios al iniciarse y después para planificar la siguiente fase dentro de un proceso de mejora continua.

Kelly Dern afirma que las pruebas de usabilidad rápidas y/o en remoto son una forma de recopilar comentarios de forma ágil durante la fase de diseño y creación de prototipos.

También nos cuenta los beneficios que se obtienen con la realización de este tipo de pruebas:

  • Obtener información de una forma rápida durante la fase de wireframing o diseño de prototipos de baja fidelidad.
  • Identificar los pain points (o puntos de fricción)  y conocer cuales son las prioridades de los usuarios.
  • Someterse a continuas iteraciones del diseño antes de llegar a la fase de desarrollo.
  • Por último, conseguir que la experiencia de los usuarios se sencilla e intuitiva.

¿Qué tipos de pruebas puedo hacer?

En ocasiones la forma más rápida de realizar estas pruebas es en remoto. Para la realización de las pruebas podemos utilizar tanto métodos cualitativos como cuantitativos. Elegiremos utilizar un método cuantitativo cuando necesitemos testar aspecto como las interacciones, la navegación, el tiempo necesario para completar una tarea, la tasa de éxito, y otros tipos de aspectos similares a estos. Pero si lo que queremos es obtener feedback sobre la apariencia visual, el contenido y los mensajes, deberemos hacer uso de un método cualitativo.

¿Qué número de participantes necesito?

Estas pruebas de usabilidad pueden ser realizadas por tan solo 5 participantes. Puede parecer un número reducido de usuarios, pero con este número se descubrirán el 85% de los problemas de usabilidad. Si decidimos realizar estas pruebas con un mayor número de participantes comprobaremos que a partir de ese quinto participante los problemas detectados por los usuarios se repiten y confirman. Para poder descubrir el 15% de los problemas restantes bastaría con la realización de un estudio de seguimiento.

¿Con qué frecuencia debería realizar estos test?

La autora nos comenta que un aspecto positivo para ir mejorando el producto pasa por la realización de pruebas de investigación todas las semanas, desde las fases de más baja fidelidad de prototipado. Para la realización de las pruebas de usabilidad semanales es necesario buscar un único problema sobre el que llevar a cabo estos test de usuarios como, por ejemplo, puede ser un pain point en la navegación.

¿Qué recursos puedo utilizar?

Existe un gran número de recursos que pueden ser utilizados para obtener una respuesta rápida. Algunos de los recursos disponibles para la realización de pruebas en remoto pueden ser herramientas como Optimal Workshop para la realización de tree test y Usabilityhub para la realización de las pruebas de los 5 segundos, aunque existen infinidad de herramientas que podemos incorporar en nuestros test.

¿Qué métodos de investigación utilizo?

Pueden realizarse diferentes pruebas rápidas como, por ejemplo:

  • Pregunta de prueba: método que sirve para recopilar comentarios cualitativos y cuantitativos sobre los diseños.
  • Test de los 5 segundos: mostrando al participante un diseño durante 5 segundos es posible evaluar la legibilidad y capacidad de búsqueda del contenido.
  • Prueba de navegación: para determinar el éxito de transición entre pantallas.
  • Hacer clic en la prueba: este tipo de pruebas son utilizadas para conocer si los usuarios pueden completar con éxito una tarea.
  • Test A/B: utilizadas para comparar diseños y evaluar las preferencias del usuario entre elementos de la interfaz.

¿Cómo mido los resultados obtenidos?

La mejor forma de analizar los resultados, es con la realización de un análisis descriptivo de los resultados que hemos obtenido así como las conclusiones para que estas puedan ser aplicadas en los diseños que estamos testando.

Este tipo de pruebas a priori puede parecer que nos “quitan” tiempo, pero en realidad nos están ayudando a obtener información en las fases tempranas de prototipado y poder realizar las mejoras de una forma rápida también, antes de que el proyecto llegue a la fase de desarrollo.

En Torresburriel Estudio estamos especializados en diseñar y realizar tests con usuarios para diferentes productos o servicios digitales, dependiendo de los objetivos del proyecto. Contacta ahora con nosotros y hablamos 🙂

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.