26 abril 2018

No es de sorprender que un buen diseño y una experiencia de usuario agradable hayan pasado de ser “deseables” a ser una prioridad para casi todas las empresas. Para aquellos gestores que no saben por donde empezar, Judd Schoenholtz recogió una serie de pasos a seguir para que la UX sea excelente en un post titulado “Follow these 5 steps to make UX your bottom line”, publicado en el blog de Invision, lo cuales explicamos a continuación.


Imagen de Adaptive Path

Empatizar con los usuarios

Empatizar con nuestros clientes requiere de mucho trabajo, una buena disposición para escuchar y un deseo real de querer mejorar pero, sólo así, se puede lograr un impacto real en el negocio. Las oportunidades para realizar investigaciones y conocer más a nuestros usuarios existen, solo tenemos que aprovecharlas. Por ejemplo, podemos llevar a cabo un proceso de investigación cuantitativa y/o cualitativa durante toda la experiencia de los usuarios, analizar la arquitectura de la información con técnicas como el Card Sorting o Tree Test, probar prototipos de nuestro producto digital mediante tests con usuarios… En definitiva, nadie somos perfectos y siempre podemos ser mejores si escuchamos las emociones y frustraciones de nuestros usuarios al interactuar con nuestro producto digital.

Asegurarnos de que todos en la empresa conozcan vuestro user journey

Todos los miembros de la empresa deberían entender a los usuarios por dentro y por fuera para lograr resolver los puntos de fricción y satisfacer sus necesidades. Cuenta Judd Schoenholtz que en su empresa dedican una hora a sentarse con cada nuevo empleado para mostrarle esta información y hacerle conocedor de la misma. Además, el equipo de UX lo tiene impreso en sus mesas de trabajo para así tenerlo siempre presente.

Hacer que la UX sea medible

Aunque, en ocasiones, lo último de lo que quiere oir hablar un diseñador es de KPIs y métricas es fundamental trabajar paralelamente con los análisis de datos. Las empresas necesitan saber que sus esfuerzos e inversiones en UX están dando sus frutos, por lo que deberemos encontrar la forma de cuantificar cómo estamos ayudando a nuestros clientes y convertirlo en una prioridad para toda la compañía.

Evitar diseñar pensando en tendencias o marketing para la empresa

A menudo, las tendencias nos hacen querer ir hacia ellas, pero debemos saber cuando nos conviene y cuando no. Puedes ser el primero en tu industria en incorporar la realidad virtual y, si lo haces, probablemente generes un buen impacto en los medios de comunicación, pero ¿conseguirás que la vida de tus usuarios sea más sencilla? Antes de perseguir una tendencia deberíamos pensar cómo nuestra empresa puede lograr un mayor impacto en las personas, valorando no sólo el hoy sino también el mañana.

Hacer que la UX interna sea una prioridad

Trabajar con un equipo feliz y comprometido facilitará la labor de conectar con los usuarios finales. Para ello, trata a tus usuarios más valiosos, en este caso, tus empleados, como lo harías con tu público objetivo. Comparte los comentarios de los usuarios con toda la compañía, incluso las conversaciones informales con algunos clientes pueden impulsar nuevas mejoras o cambiar la forma de pensar. Este pequeño cambio, pero crucial, puede ser suficiente para lograr que la plantilla se sienta identificada con los clientes y, como resultado, priorizar los esfuerzos en UX logrando mejorar los resultados de la compañía.

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.