12 marzo 2018

Hace unos días, en este mismo blog, escribimos un post sobre ventajas y desventajas de la investigación cualitativa y cuantitativa. En aquella entrada, hablábamos de realizar, siempre que sea posible, una aproximación combinada de ambos métodos, cuali y cuanti, con herramientas y técnicas adecuadas. Y hoy, como continuación a lo avanzado en aquel post, vamos a explicar una serie de buenas prácticas para la investigación cualitativa, porque aunque sea más difícil de cuantificar y más flexible, una buena investigación cualitativa tiene que tener método y estar estructurada como si fuera cuantitativa. Eso es lo que la mejora, la hace destacar y la convierte en un trabajo de mayor calidad.


Foto del GDS

Como hemos comentado en muchas ocasiones, la investigación cuantitativa busca recoger mediciones objetivas sobre una realidad externa sin influencia o sesgos del investigador/a, mientras que en la cuantitativa el peso de la persona que la dirige se ve inevitablemente reflejado, en mayor o menor medida, por sus condicionamientos. Es por eso por lo que debemos esforzarnos, cuando utilizamos técnicas de investigación cualitativa, en alcanzar la objetividad o quedarnos lo más cerca posible. Para ello, Steinar Kvale, en uno de sus libros más clásicos, Interviews: An Introduction to Qualitative Research (1996) propone tres vías para conseguirlo, que son la eliminación de sesgos, el conocimiento intersubjetivo y la adecuación al objeto investigado.

La eliminación de sesgos

Cuando hacemos investigación cualitativa debemos esforzarnos por ser abiertos e imparciales, para lo que necesitamos el mayor número de perspectivas de participantes posibles. Para eso, y porque nadie puede empezar un research de usuarios desde cero, lo que necesitamos es ser conscientes de las expectativas y prejuicios que tenemos cuando empezamos, ya que si no lo somos, al final acabaremos marcados por las asunciones previas. Para realizar una investigación lo más imparcial posible ser sistemático al analizar los datos es imprescindible. Así se garantiza que realmente analicemos los resultados obtenidos, y no sólamente lo que esperábamos obtener al empezar al proyecto. En resumen, y como siempre, certezas frente a suposiciones. Es importante hacer, por ejemplo, las entrevistas con la mente lo más abierta posible, con preguntas abiertas y no dirigidas, para obtener respuestas y hallazgos de más calidad. Si no estamos abiertos al punto de vista del participante, no hay razón para llevar a cabo una investigación con usuarios. Y, ¡cuidado! Esto no ocurre sólo en entrevistas o focus groups, sino que también puede producirse si hacemos tests de usabilidad. En este tipo de pruebas el moderador/a suele saber qué tareas o funcionalidades son más problemáticas, e inconscientemente puede dirigir al usuario hacia ellas, pero si esto ocurre se nos pueden pasar por alto otros menores o con los que no contábamos, y que también son importantes para los usuarios.

El conocimiento intersubjetivo

¿A qué nos referimos con este término? Si buscamos la definición de la Real Academia Española de la Lengua, intersubjetivo es lo que sucede en la comunicación intelectual o afectiva entre dos o más sujetos. Kvale, en su obra, se refiere a este “conocimiento intersubjetivo” como a la comprensión de que la objetividad es algo en lo que coinciden varias personas, y eso afecta a la investigación cualitativa porque supone asegurarse de que no es una única persona quien interpreta los datos. Una forma de hacerlo es pedir a otra persona con una perspectiva diferente -puede ser, por ejemplo, quien se encargue de las tareas de toma de notas- que te ayude a analizar tus datos. Así puedes comparar tus observaciones para ver si estás de acuerdo, o debatirlas con el equipo del proyecto para ver si existen interpretaciones diferentes a lo obtenido. Para hacer esto, es necesario que el equipo esté preparado y acuda a la puesta en común con la mente abierta y cierta predisposición por los datos, además del tiempo necesario.

La adecuación al objeto o producto investigado

Sabemos que un research está bien planteado cuando se adecúa al producto que se investiga y muestra, al final, su naturaleza real. Además de trabajar con los menos sesgos posibles y debatir las interpretaciones, como explicábamos antes, es fundamental elegir los métodos más adecuados a cada proyecto o producto. Los métodos de investigación tienen diferentes atributos y son adecuados para diversos objetivos. Por lo tanto, los resultados que obtengamos dependerán del método de investigación que elijamos, que debe ser adecuado y estar planteado para obtener las mejores aportaciones, las de más calidad para el fin de la investigación,

Además, no podemos olvidarnos de que, las personas, tenemos cierta tendencia a ‘recordar mal’ las cosas, ya sea porque estamos acostumbradas a una actividad y por ello dejamos de ser conscientes de lo que supone, o porque nos gusta imaginarnos un poco más hábiles de lo que somos, o porque somos propensos a la autocrítica y la infravaloración, lo que modifica la sensación de nuestra experiencia. Todos esos factores también ha de tenerse en cuenta a la hora de diseñar y elegir técnicas y herramientas para la investigación cualitativa.

En resumen, para aumentar la objetividad en la investigación cualitativa podemos poner en práctica las siguientes técnicas y estrategias:

  • Ser abierto e imparcial, tanto en la investigación como en el posterior análisis de los resultados.
  • Ser consciente de los propios sesgos.
  • Debatir la interpretación de los resultados con otras personas, o pedir ayuda con el análisis de los datos.
  • Elegir el método más apropiado para el tipo de investigación planteado.

Cumpliendo con estas recomendaciones, la investigación cualitativa permitirá una transferencia de datos más científica, fundamentará los hallazgos en un terreno más firme y aumentará notablemente la probabilidad de que nuestros proyectos terminen obteniendo resultados relevantes.

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica. Contacta ahora y cuéntanos tus necesidades para diseñar un proceso de investigación ajustado a tus requerimientos.

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.