26 febrero 2018

La investigación de usuarios es un elemento nuclear del trabajo en el Estudio, sea en la forma que sea: entrevistas en profundidad, cuestionarios online, think aloud tests, focus group… En cualquier caso, lo importante es centrar bien los objetivos y no malgastar tiempo, ni del investigador/a ni de las personas que acuden a las sesiones o participan de forma remota. Eso supone, además, una pérdida de dinero y la posibilidad de obtener conclusiones equivocadas. Hemos hablado ya en este blog de lo importante que es realizar una buena captación de usuarios, y también de la necesidad de ajustar el research a las necesidades y requerimientos del cliente, diseñando planes a medida para cada producto -digital o físico- que se teste e investigue.

Entrevistas con usuarios en el Estudio

En el post de hoy, en cambio, vamos a centrarnos más en repasar las diferencias entre investigación cuantitativa y cualitativa y a analizar qué ventajas ofrece una frente a otra.

Ventajas y desventajas de los métodos cuantitativos y cualitativos

La investigación cuantitativa es aquella que se asocia a métodos de investigación tales como encuestas, analítica o experimentos en los que el investigador/a trata de conocer u observar aspectos del comportamiento de los usuarios que pueden medirse de forma estadística, por así decirlo. En la investigación cuantitativa es muy importante vigilar los sesgos y evitar que cualquiera de las premisas esté contaminada por una presunción, o por una selección de sujetos de estudio sesgada.

En este artículo de The Interaction Design Foundation que da pie a este texto, ponen un fantástico ejemplo con un ejemplo de estudio de hábitos de ejercicio: usando métodos cuantitativos, puedes crear una encuesta online y enviarla a un número considerable de personas, que responderán preguntas tales como “¿cuántas horas a la semana haces de ejercicio?”. Así, si has hecho bien tu trabajo y tienes datos de a qué personas has enviado la encuesta, con un buen número de respuestas podrás obtener datos numéricos interesantes sobre la práctica y hábitos de ejercicio. Por otro lado, si usas métodos cualitativos, puedes optar por hacer entrevistas a un número limitado de participantes sobre dónde, cómo, cuándo y cuánto ejercicio hacen. En este caso, y dado que en las entrevistas existe la opción de repreguntar, en función de qué y cómo preguntes, obtendrás información que, dado el método de investigación elegido necesita de la interpretación subjetiva de quien lleva a cabo el research y realiza el informe posterior.

Mediante métodos de investigación cualitativa no podemos medir una realidad de forma completamente objetiva y sin ninguna mínima influencia del investigador/a, pero es necesario utilizar estos procedimientos para explorar cómo se ve el mundo desde las perspectivas de los participantes, así como nuestra interpretación de estas pruebas. Puede resultar poco claro cómo realizar una investigación cualitativa que realmente represente la perspectiva de un usuario en lugar de nuestra propia comprensión sesgada de su perspectiva.

Esto puede conducir a dos malentendidos problemáticos. Uno, que la investigación cualitativa tiene menos valor que la investigación cuantitativa; y el otro, que la investigación cualitativa no necesita ser metódica y estructurada, porque observar o hablar con las personas no requiere ninguna preparación o conocimiento real, algo que no es en absoluto cierto, como sabréis todas aquellas que os dediquéis a la investigación.

¿Tiene más valor una aproximación sobre otra?

En ocasiones parece que optamos por investigación cualitativa porque no se tiene tiempo o recursos para la investigación cuantitativa, y aunque ambos factores son clave en la planificación, los métodos cualitativos tienen valor por sí mismos. Son una muy buena estrategia cuando no se tiene mucha información sobre el tema del research, ya que la flexibilidad de una entrevista, por ejemplo, permite adaptar los hallazgos, incorporarlos y maximizar la obtención de insights en una misma prueba o fase de pruebas. Los métodos cualitativos pueden proporcionar una comprensión profunda de algo de forma que es imposible reducir a números, y más detalles sobre una situación o una respuesta, ya que siempre se puede repreguntar, citar de nuevo a un entrevistado para una segunda ronda de preguntas, y, todo esto, en menos tiempo que con los métodos cuantitativos, por lo que es más fácil encajar un research cualitativo que un cuantitativo en un proceso de desarrollo iterativo.

En nuestras investigaciones cotidianas se pueden y deben combinar métodos de ambas aproximaciones, ya que en un think aloud test, por ejemplo, es factible observar cualitativamente el comportamiento de los usuarios, sus reacciones y comportamientos a la hora de resolver una tarea propuesta, pero también se puede medir, cuantitativamente, el tiempo que tardan en completar cada una de ellas, o en reaccionar ante determinados estímulos, lo que nos permite obtener datos cuantitativos que complementarán los hallazgos cualitativos del proceso de investigación y reforzarán su objetividad y su validez.

En Torresburriel Estudio trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso. Si es tu caso, contacta con nosotros hoy mismo y hablamos.

Comentarios

  1. […] unos días, en este mismo blog, escribí un post sobre ventajas y desventajas de la investigación cualitativa y cuantitativa. En aquella entrada, si recordáis, hablábamos de realizar, siempre que sea posible, una […]

  2. […] usuarios existen, solo tenemos que aprovecharlas. Por ejemplo, podemos llevar a cabo un proceso de investigación cuantitativa y/o cualitativa durante toda la experiencia de los usuarios, analizar la arquitectura de la información con […]

  3. […] basado en un formato de trabajo en cascada. Llega un cliente con una serie de requerimientos y el equipo intenta aprender e investigar todo lo que pueda antes de construir incluso el prototipo más sencillo. La investigación, aunque […]

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.