29 diciembre 2017

Este año ha supuesto, sin duda, un chute de optimismo pese a la dificultad. Está más que claro que solo en estos momentos de dificultad es cuando se ve la materia prima de la que están hechas las personas. El año que termina empezó con una angina de pecho que me tuvo un mes fuera de juego. En ese contexto, casi cualquier cosa que pasase debería obligatoriamente engrosar la lista de cuestiones positivas en el año. Y afortunadamente, gracias a mi familia y mi equipo, así ha sido.

Equipo de Torresburriel Estudio
Equipo de Torresburriel Estudio

Aparte de las cuestiones de salud, afortunadamente resueltas, este 2017 ha sido un año que solamente se puede calificar de una forma: extraordinario. Realmente estoy muy satisfecho por el trabajo que hemos realizado en el Estudio, y estoy francamente contento con la progresión del equipo en función de los objetivos que nos habíamos planteado a principio de año. Será todo un reto superar en 2018 los objetivos logrados en este sentido en año actual. Obviamente, tenemos muchísimo recorrido para mejorar, pero precisamente el reto es abordarlo con las fuerzas y la motivación que aporta haber crecido tanto en número de proyectos (cualitativo) como en facturación, así como, sin duda, en el número de personas que integramos Torresburriel Estudio.

Mi compañera Cristina hizo ayer un repaso del año en nuestra división de formación, UX Learn. Las conclusiones no pueden ser más positivas y, de nuevo, nos encontraremos en 2018 un reto apasionante para poder superar los excelentes resultados obtenidos este año enseñando a personas que quieren iniciarse y profundizar en el ámbito de la experiencia de usuario.

A mi me toca hacer el resumen del año del estudio, como es tradición desde hace un buen montón de años ya.

2017 termina con una facturación duplicada respecto a 2016, y con un equipo de trabajo que casi duplica al del año pasado. Hemos trabajado a largo del año en un total de 29 proyectos para clientes, de los cuales podríamos hacer una clasificación entre clientes puntuales y clientes recurrentes. Los tipos de servicio que hemos prestado han sido, por orden de volumen: diseño, testing, acompañamiento UX, formación, consultoría, investigación y captación de usuarios. Nuestras principales vías de entrada de clientes son: clientes ya existentes que nos piden ampliar servicios, solicitudes de presupuesto a través de la web, y llamadas de teléfono.

2017 termina en el Estudio con más de 110 propuestas enviadas a clientes y posibles clientes. Obviamente no todas ellas han fructificado, pero el trabajo comercial y de preventa que hemos hecho nos hace sentirnos absolutamente orgullosos.

2017 ha supuesto, de nuevo, la consolidación de los proyectos internacionales que realizamos en el estudio. Clientes que de momento están sujetos a acuerdos de confidencialidad, y que confían en nosotros para realizar test con usuarios e investigaciones que serán el origen de diseños para productos de gran consumo.

2017 ha sido también el año en el que hemos acompañado a importantes empresas en su estrategia de experiencia de usuario, definiendo la gobernanza y los planes de acción que llevarán a cabo los equipos internos que apoyamos.

2017 ha sido el año en el que en el estudio hemos conseguido convencer a clientes de que la transferencia de conocimiento es un servicio diferenciado de la formación que enriquece y acelera la puesta en marcha equipos avanzados de experiencia de usuario.

2017 ha sido, sin duda, el año en el que el estudio ha traspasado la frontera de la mayoría de edad para consolidarse como una agencia de referencia y de confianza para clientes de dimensiones mayores que la media. En ese sentido, los procesos, la metodología de trabajo, la generación de contextos para el crecimiento de los equipos, y especialmente la definición de modelos de gobernanza dentro de la estrategia de canales digitales ha sido uno de los elementos sobre los que ha pivotado nuestra presencia en cliente.

En resumen, ha sido un buen año, que hemos afrontado de una manera madura, adulta y absolutamente profesional. Las dificultades han ido viniendo solas, y las hemos ido sorteando y abordando a medida que se planteaban. También ha sido un buen año porque somos más conscientes de que, por muy bien que evolucione el Estudio, nos queda camino por aprender. Vivimos del presente y del futuro, en ningún caso del pasado. Eso es algo que en mis 20 años de profesión he aprendido a no olvidar jamás.

Ahora, como viene siendo habitual os dejamos con una recopilación de lo que entendemos son los posts más relevantes del año. Esperamos, de corazón, que os sean de utilidad. Y os damos las gracias un año más por haber venido por aquí a leer de vez en cuando.

Enero 2017

Febrero 2017

Marzo 2017

Abril 2017

Mayo 2017

Junio 2017

Julio 2017

Agosto 2017

Septiembre 2017

Octubre 2017

Noviembre 2017

Diciembre 2017

Lo que venimos haciendo desde 2006:

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.