18 diciembre 2017

Lo hemos repetido continuamente en el blog, pero volvemos sobre ello: las metodologías de diseño centrado en el usuario (DCU) están en un momento dulce. Esto, que parece intrínsecamente favorable para una empresa como el Estudio, puede ser un arma de doble filo. Las expectativas sobre disciplinas como la UX son enormes. Por ese motivo, como sabéis, en el Estudio apostamos porque solamente desde una fuerte base metodológica de investigación, conceptualización y pruebas podemos dar respuestas a esas expectativas crecientes.

Tecnologías emergentesTecnologías emergentes, como la Realidad Virtual (VR). Fotografía de UTKnightCenter, bajo licencia Creative Commons.

En ese sentido, parte de nuestro trabajo consiste en analizar cómo aplicar esta metodología en tecnologías emergentes que han irrumpido con fuerza. Ya hablamos, por ejemplo, de Machine Learning y cómo nos llevará a repensar, reestructurar y considerar nuevas posibilidades para las experiencias que construimos. A medida que esta tecnología se extienda, será esencial construir intencionalmente la experiencia del usuario para que el usuario controle esa tecnología y no al revés. Es, por tanto, una tendencia que debemos tener bajo nuestro radar de diseñadores de experiencias.

La pregunta es: ¿cómo podemos asegurar que estamos diseñando lo que la gente realmente quiere/necesita? ¿Qué es útil y deseable? ¿Cómo integrarán las personas estas tecnologías en sus vidas? Cuando piensan en lo que estas tecnologías pueden hacer por ellos, ¿con qué sueñan? ¿dónde quieren ir? ¿qué se imaginan?

Aplicar metodología de diseño a tecnologías emergentes

Google Play e IDEO han hecho un proyecto para tratar de responder a estas cuestiones en algunas tecnologías como Realidad Virtual (VR), la Realidad Aumentada (AR), las aplicaciones efímeras o los asistentes virtuales.

Como no podía ser de otro modo, dado que las personas estamos en el centro del trabajo de diseño, han comenzado hablando con la gente y haciendo preguntas sobre sus expectativas para el futuro de estas tecnologías. Si esperamos crear algo con valor duradero, debemos comenzar por lo que la gente quiere, no solo con lo que es técnicamente posible. Es fundamental involucrar a los potenciales usuarios y conocer sus necesidades, motivaciones y expectativas desde el principio. Cuando presentas a las personas un concepto tangible que ofrece espacio para la co-creación y la participación, ven potencial y están abiertos a compartir ideas. Cuando les presentas algo demasiado pulido, solo buscan defectos.

A través de varias sesiones de investigación, identificaron distintas necesidades que cada una de estas tecnologías emergentes puede satisfacer:

  • En Realidad Virtual (VR), lo que la gente imagina es que nos transporta a lugares nuevos e increíbles. Quieren libertad para explorar esos lugares en sus propios términos y poder compartir esas experiencias con los demás.
  • La Realidad Aumentada (AR) proporciona la oportunidad de mejorar el mundo que nos rodea. El usuario quiere que la información relevante se integre en su entorno, pero también tener la capacidad de eliminar las distracciones para que puedan enfocarse.
  • Los asistentes digitales ayudan con la vida cotidiana, pero las personas quieren que vayan más allá. Están buscando tener una relación con su asistente, sentirse inspirados y que su asistente anticipe sus necesidades y estados de ánimo.
  • Las aplicaciones efímeras nos facilitan hacer lo que queremos hacer, cuando es necesario. Los usuarios esperan que estas experiencias sean fáciles y agradables, sin fricciones.

Como explicaba Don Norman hablando de complejidad, si profundizas sobre la base o las causas de esos problemas o necesidades, la investigación puede conducir a soluciones completamente innovadoras incluso superando por completo el problema original. Por tanto, en contra de lo que piensa la mayoría de la gente, el diseño no es hacer que las cosas se vean estéticamente atractivas. El diseño es una forma de pensar.

Si queréis ver las principales conclusiones de esta investigación de Google e IDEO, aquí tenéis un vídeo resumen:


En Torresburriel Estudio trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales donde la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso. Si es tu caso, contacta con nosotros y hablamos.

En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto a través de nuestros cursos online y presenciales.