13 diciembre 2017

El logotipo de Torresburriel Estudio.
El logotipo de Torresburriel Estudio.

Dentro del trabajo que supone organizar un estudio con 10 personas, y trabajar de forma coordinada en el ámbito de la experiencia de usuario y los proyectos digitales, nos encontramos con la necesidad de organizar las tareas en función de diferentes áreas temáticas que nos permitan:

  • una gestión más ágil
  • una transferencia de conocimiento eficaz
  • una optimización de recursos externos e internos adecuada

La forma en la que en el estudio hemos diseñado y organizado esta planificación técnica de trabajo tiene su base en el discurso comercial que desde hace años, cuando solamente éramos 3 personas, hicimos y propusimos para comunicar nuestro mensaje. En ese sentido, y como bien puede comprobarse en la todavía desactualizada web del estudio, se pueden ver cuatro áreas temáticas en las que organizábamos nuestro mensaje comercial:

  1. hacemos diseño
  2. hacemos consultoría
  3. hacemos testing
  4. hacemos formación

Estas cuatro eran las líneas argumentales con las que queríamos comunicar un mensaje profesional, y un mensaje que hicieses a ver a nuestros posibles clientes en qué áreas les podíamos ayudar de forma eficaz.

Con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta de que utilizamos una clasificación parecida para organizar todo tipo de tareas en función de los proyectos que van entrando. De ese modo, actualmente estamos trabajando con unas áreas temáticas que son las siguientes:

  • diseño
  • consultoría
  • research
  • testing

La formación, debido a una cuestión estratégica, la hemos colocado en un plano diferente ya que funciona muy bien bajo su propia marca: UX Learn.

Establecer esta estructura, cuando hablamos de proyectos de experiencia de usuario, nos ha servido para orientar y enfocar estupendamente tanto los proyectos como las tareas, así como los tipos de responsabilidad y perfiles asociados al liderazgo de cada uno de los mismos. No es un tema menor hacer una adecuada alineación y asignación de perfiles de liderazgo en proyectos en función de las características de éstos.

Con el paso de los meses podemos hacer las afirmaciones que estoy escribiendo en este artículo. Para nosotros ha sido todo un descubrimiento poder segmentar los proyectos en función de los cuatro descriptores que he mencionado, y además desde una perspectiva de comunicación y comercial también nos ha servido para estructurar nuestro mensaje. O por lo menos para estructurar adecuadamente nuestro producto, que no es sencillo de vender ni mucho menos. No debemos perder de vista la perspectiva del cliente, puesto que no podemos prometer resultados sin faltar a la ética, y tampoco podemos hacer afirmaciones del tipo: “si trabajas con nosotros vas a vender más porque lo molamos todo”.

Más allá de alguna licencia que me he podido permitir en el párrafo anterior, la experiencia ha sido hasta el momento fabulosa: contamos con una estructura de producto que tiene una lectura sencilla, que es fácil de comunicar, que nos permite organizar el trabajo en un primer nivel de toma de decisiones, y además nos sirve para identificar adecuadamente tanto proyectos como tareas. Y algo mucho más importante: nos permite segmentar a nuestros clientes y lo que de nosotros esperan.

En Torresburriel Estudio te podemos ayudar a implementar procesos de mejora continua en tus productos digitales mediante una consultoría de acompañamiento.
Contacta con nosotros y cuéntanos tu proyecto. Te enviaremos una propuesta adaptada a tus necesidades y presupuesto.

Trabajamos proyectos de diseño de servicios y productos digitales en los que la investigación de usuarios es un elemento fundamental del proceso.