Diseño de UX en aplicaciones fintech

La banca se mueve. El ritmo implacable al que avanza la tecnología ha establecido expectativas para los usuarios. Los consumidores nos hemos acostumbrado a las plataformas y aplicaciones en todos los aspectos de nuestras vidas, y esperamos que el sector financiero haga lo mismo. Es evidente que jugarán un papel cada vez mayor los usuarios Mobile-Only y, por ese motivo, es fundamental la carrera en que están todos los bancos por conseguir atraer clientes de servicios financieros digitales a su negocio tradicional.

Como hemos comentado en otras ocasiones, la piedra de toque será la experiencia de usuario y el diseño visual. En un banco fintech el usuario dispondrá de los mismos servicios que en un banco tradicional, aunque parte de estos servicios puedan estar ofrecidos por terceros vía APIs abiertas. Cada vez serán más importantes los estudios de usabilidad y los tests con usuarios. Hablamos de dinero, y el dinero es emoción. Parece razonable que las empresas de este sector inviertan más recursos en esta dirección, para asegurarse una experiencia de usuario óptima.

Estas nuevas compañías de fintech reconocen que sus plataformas necesitan una estrategia de diseño personalizada centrada en el cliente. Para diseñar una estrategia de diseño consistente, hay algunos patrones de diseño que toda plataforma de servicios financieros debería tener en cuenta en su experiencia de usuario.

Diseñar técnicas que formen hábitos en el usuario y promuevan el uso continuo de la plataforma fintech

La experiencia del usuario de la plataforma fintech debe diseñarse con mecanismos que fomenten hábitos financieros saludables y promuevan la dependencia continua de la plataforma. Estos mecanismos pueden ser o bien una característica principal de la plataforma o manifestarse en toques de diseño más sutiles y granulares (onboarding, por ejemplo).

Independientemente de los casos de uso específicos de la plataforma, el bienestar financiero requiere una administración y supervisión regular. Los mejores servicios fintech alivian el trabajo pesado cuando se trata de contabilidad, presupuesto o inversiones. Por ejemplo, la plataforma de gestión de finanzas personales Mint utiliza esta aproximación en su funcionalidad de resumen semanal, notificando y agrupando la nformación de los últimos siete días.

En el caso de técnicas más sutiles de formación de hábito, pueden ser tan simples como un refuerzo positivo. Cuando el usuario lleva a cabo tareas, alcanza logros financieros o incluso completa acciones básicas dentro de la plataforma, podemos recompensar al usuario para reforzar esa acción y provocar el hábito en el futuro.

Simplificar procesos complejos a través de un mejor análisis y visualización de datos

Es crítico que las plataformas fintech centradas en el usuario puedan traducir datos financieros complejos en información significativa o fácilmente procesable por el usuario final. Una plataforma puede calcular cualquier indicador financiero personalizada que un usuario necesite, pero si no explica la importancia de los datos que publica o el significado detrás de esos datos financieros, el impacto es muy limitado.

La mejor manera de lograr esto es a través de una visualización de datos bien diseñada, trabajando los datos financieros en gráficos comprensibles y fáciles de leer e interpretar. Volvemos a la importancia del diseño visual, puesto que se ofrece a los diseñadores la oportunidad de mejorar la interfaz de usuario de la plataforma al envolver los datos en una estética más atractiva. Algunas plataformas incluso incorporan una funcionalidad de educación financiera, que puede ayudar a conformar una experiencia gratificante y gratificante para los usuarios que eligen seguirla.

Incorporar puntos de fricción que ayuden a mitigar los errores del usuario

Hay ocasiones donde generar una cierta fricción puede beneficiar al usuario. El atractivo de fintech es que los usuarios pueden realizar toda su gestión bancaria y monetaria fácilmente, pero es prudente recordar que eso implica decisiones financieras serias. Las acciones importantes o los cambios permanentes no deben ser tan simples como para que puedan realizarse de forma accidental o descuidada.
La autenticación en dos pasos, las ventanas emergentes que confirman acciones financieras importantes u otras barreras similares ayudan a mitigar los errores del usuario y a prevenir errores potencialmente irreversibles.

De hecho, los usuarios apreciarán esta fricción porque genera una sensación de seguridad y comodidad sabiendo que la información financiera es segura. La transparencia fomenta un sentido de confianza entre la aplicación y el usuario final.

A pesar de todo, entender fintech significa comprender que el sector financiero está experimentando una revolución en digital, y ese es un conocimiento de valor incalculable para cualquier diseñador de UX.

En Torresburriel Estudio apoyamos el rediseño de tu producto digital, con un proyecto de acompañamiento donde aplicamos metodologías de diseño centrado en el usuario y adaptadas al contexto de uso. Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto. Te enviaremos una propuesta adaptada a tus necesidades y presupuesto.

Deja tu comentario

*