Testing para desarrolladores

Los desarrolladores normalmente suele cumplir con los requerimientos que le pide el cliente y una vez resueltos, creen que su trabajo ha acabado.

Project User Experience Testing
Foto de Samuel Mann

Normalmente, después de terminar con los requerimientos queda la parte de verificar el software y de testearlo. Esta fase se podría subdividir en dos: la primera sería la de calidad, verificación y seguridad, en la que un equipo de desarrolladores especialistas en el sistema y en el lenguaje en el que esté escrito y en fallos de seguridad le pasan unos tests y verifican que no sea vulnerable ni susceptible a ataques conocidos tanto del lenguaje de programación como de la plataforma o plataformas en las cuales se vaya a ejecutar. La segunda sería la correspondiente al de testing de usabilidad y de experiencia de usuario.

Los desarrolladores no suelen estar acostumbrados a testear su software más allá de unas mínimas pruebas, salvo que estén especializados en calidad del software. Por ello, como dice James Jeffery en un artículo sobre los mitos de los desarrolladores respecto al testing, es difícil involucrarlos.

Jeffery dice que no ha conocido ningún desarrollador que desarrolle bien a la primera y pone como ejemplo todos los fallos que se reportan a través de HackerOne (los podéis consultar aquí), algunos de los cuales se le han recompensado con 20.000$ por hallarlos.

Jeffery recomienda testear varios casos para ver si hay fallos:

  • El caso más común (es decir la tarea que la gente ejecute más veces)
  • Algún caso extremo (casos que por involucrar varios sistemas o tener poco uso pueden dar fallo más fácilmente)
  • Elementos donde has encontrado errores o has hecho cambios de última hora
  • Otros casos extremos si tienes tiempo libre en el test

Aunque Jeffery aquí se refiere a casos de testing de software, también son válidos a la hora de diseñar las tareas de un test con usuarios porque normalmente un producto digital no es algo monolítico, sino la unión de muchas partes y si algo falla en un test de software, tiene grandes posibilidades de hacerlo cuando se hace un test con usuarios finales.

Además en alguna ocasión puede ocurrir que nos toque hacer un test con un producto digital que por cuestiones de tiempo no ha tenido un test de software exhaustivo, o en un caso extremo hacer un test con usuarios sin probar el software.

Los desarrolladores tienen que conocer los beneficios de testear el software, tanto funcionalmente como en cuestiones de usabilidad y experiencia de usuario. Hacer testing mejora el producto final y el usuario se lleva una mejor experiencia con un producto bien testeado que con uno que no.

Por ello es bueno que siempre que se presupueste un proyecto de un producto digital, se destine una parte de él a testing. Además es importante concienciar a gestión que gastar dinero en hacer testing no es perder dinero, sino ahorrar costes de desarrollo (al conocer con éste qué partes afectan más al usuario) y ahorrar costes para futuras mejoras, ya que con una simple entrevista final podemos conocer los gustos, las mejoras que quieren en el producto y los posibles cambios de tendencia en nuestra base de usuarios.

Por ello es bueno eliminar los mitos sobre el testing que hay entre los desarrolladores:

  • Testear es difícil y confuso: todos los tests tienen sus dificultades y además es imposible encontrar todos los errores posibles de una sola vez. Por ello es bueno hacer varios tests para poder encontrar todos los errores posibles o hacerlos en diferentes etapas de desarrollo para poder probar los cambios en los productos digitales, además de observar la mejora o empeoramiento que tienen sobre los usuarios conforme avanza el desarrollo. Si empeora conforme avanza el desarrollo, es que algo va mal.
  • Testear aumenta el tiempo de desarrollo: los tests como hemos dicho se deberían incluir en todo proyecto de desarrollo de un producto digital, por lo que deberían estipularse unos tiempos de desarrollo para las sesiones de testing. Además lo que se pierde con los tests, se gana al tener menor tiempo de desarrollo o poder optimizarlo mejor al conocer las funcionalidades que son esenciales para los usuarios de las que no.

Desde el Estudio animamos a que todas las personas trabajan en un producto digital que asistan al menos a parte de los tests con usuarios para que se convenzan de que son buenos y deben ser parte de la metodología de diseño.

En Torresburriel Estudio tenemos más de 7 años de experiencia en diseñar tests con usuarios para tu producto o servicio digital, planificando las tareas y los perfiles de usuario y presentándote un informe de resultados y propuestas de mejora a partir de las observaciones de los tests. Contacta con nosotros hoy mismo y hablamos.

Deja tu comentario

*