¿Cómo podemos usar los diseñadores la primera impresión? (I)

La primera impresión desde la perspectiva del usuario es importante, ya que muchas veces predispone positiva o negativamente al usuario hacia la imagen de una marca o de un producto. Incluso esta imagen puede cambiar según el país: Volkswagen en China o España es una marca de semi-lujo, mientras en Alemania o Holanda es una marca de coches de uso diario.

Muchas veces estas impresiones tienen que ver con primeras impresiones ajenas a la experiencia. En el caso de Volkswagen, su imagen de marca de semi-lujo depende de que en China y en España eran coches importados a los que se les cobraban aranceles y por tanto subían de precio frente a las marcas que los fabricaban allí. Es por eso por lo que aparecía el factor psicológico del precio: a mayor precio, mejor impresión en el usuario.


Imagen de Derek Mullen

Estas primeras impresiones tienen que ver muchas veces con factores psicológicos externos como los que os explicamos en el post sobre economía conductual y en el de psicología aplicada.

En el post de hoy vamos a explicar los dos sistemas cognitivos de procesamiento de la información que Norman Nielsen resume en este  artículo.

Los humanos tenemos dos sistemas cognitivos de procesamiento de la información, a los que llamaremos Sistema 1 y Sistema 2:

  • Sistema 1: este sistema es el “automático”, es decir, el que funciona más rápido y se encarga de reconocer relaciones simples y patrones ya conocidos.
  • Sistema 2: este sistema se ve influenciado por el 1, pero es el que toma decisiones conscientemente basándose en nuestras preferencias y controlando el destino al que vamos a llegar.

El Sistema 1 actúa en todo momento, mientras que el Sistema 2 actúa en los momentos en los que el usuario tiene que tomar decisiones, ya que es entonces cuando el usuario observa las opciones que se le presentan y elige según sus preferencias.

El Sistema 2 es al que tenemos que persuadir para que el usuario, porque es el Sistema 1 el que decide lo que es relevante e irrelevante para el usuario y lo descarta, antes de que el Sistema 2 tome las decisiones.

Como podéis imaginar, primero tenemos que conseguir que el Sistema 1 considere relevante la información, para luego poder persuadir al 2. Es por ello que los diseñadores debemos tener en cuenta este sistema 1 a la hora de diseñar los significantes adecuados para que no descarte la información.

Mañana os explicaremos cómo actúan ambos sistemas en detalle y en qué rasgos se fijan y cómo diseñaremos para que actúen o no.

En Torresburriel Estudio te podemos apoyar con un proyecto de acompañamiento que te ayude a completar diseño independiente del dispositivo. Contacta ahora con nosotros, cuéntanos tu proyecto y te plantearemos soluciones adaptadas a tus necesidades.

Deja tu comentario

*