La reutilización en UX

Una pregunta recurrente en el ámbito del diseño es: ¿es el diseño un arte? Mucha gente considera a los diseñadores artistas y muchos diseñadores evalúan su trabajo como arte. Debemos admitir que el diseño, en cualquiera de sus ramas, podría considerarse una expresión artística cuando se utiliza para expresar el punto de vista, el modo de ver el mundo, o los sentimientos de una persona. Es una expresión de uno mismo.


Imagen de UX Planet

Disciplinas como la UX tampoco son ajenas a esta percepción. Los profesionales que se acercan al trabajo de experiencia de usuario sin experiencia previa suelen tener esa impresión artística en la experiencia de usuario. Pero hay una diferencia fundamental con el arte: no podemos dejarnos llevar por nuestros sentimientos, nuestro trabajo es crear algo funcional que responda a las necesidades, expectativas y motivaciones de quien vayan a usarlo. El arte comunica belleza y sentimiento, el diseño cumple objetivos.

La importancia del benchmarking

Algo que parece mal visto desde una perspectiva artística es reutilizar un trabajo previo con otro cliente o buscar inspiración en trabajos de otros profesionales. Sin embargo, una de las partes más cruciales del proceso de diseño de UX, y que no tiene el reconocimiento que debería, es el benchmarking.

Estudiar el trabajo de otra persona es una práctica habitual – y saludable- en la industria de UX. Buscamos inspiración en otros diseños, analizamos soluciones que pueden parecerse al problema al que nos enfrenta el cliente. No se trata de replicar o plagiar el trabajo ajeno, sino de analizar en detalle el trabajo que han hecho otros profesionales para dar mejores resultados evitando errores cometidos.

Analizar implica una reflexión consciente sobre los patrones utilizados, las buenas prácticas utilizadas, los motivos de su utilización y cómo esos patrones pueden ser aplicados y/o readaptados en nuestro trabajo.

Un paso más: Reutilización en UX

Si analizar el trabajo de otro profesional puede ser muy útil para mejorar nuestro propio trabajo y, por tanto, nuestra calidad profesional, el siguiente paso debe ser la reutilización.

La reutilización es una disciplina habitual en otros ámbitos profesionales como el desarrollo de software. La reutilización de código incluye las técnicas que garantizan que una parte o la totalidad de un programa informático existente se pueda emplear en la construcción de otro programa. De esta forma se aprovecha el trabajo anterior, se economiza tiempo, y se reduce la redundancia.

Esto es algo que debemos interiorizar en el trabajo de UX. Reutilizar lo que ya se ha hecho (internamente y externamente) debe ayudar a los diseñadores a concentrarse en lo que es importante: desarrollar y probar soluciones a problemas específicos de tus usuarios / clientes.

Hablan de ello Jared Spool y Robert Hoekman en su libro Web Anatomy: Interaction Design Frameworks that Work:

“We’ve found that teams that build out a reuse strategy see tangible benefits. First, they can quickly kick off their design process by starting with a collection of work that is, at its most basic level anyway, already done and can be quickly pieced together into the beginnings of a working design. These teams are also more likely to complete a design in less time, even with all the nuances and details that make for a great user experience. Next, their designs are more likely to have a high degree of usability and behave consistently across the entire set of functionality despite their having devoted less time on the relatively unexciting support functionality. Finally, the teams iterate more quickly, giving them a chance to play with the design while it’s still malleable.”

Spool, Jared; Robert Hoekman (2009-12-09)

De hecho, buena parte de los proyectos que realizamos en el estudio no consisten en dar una solución concreta a un problema planteado, sino en crear sistemas de diseño que soporten condiciones cambiantes a lo largo del tiempo. Si utilizas la última moda de diseño, es probable que tu diseño se vea afectado por la siguiente tendencia. Nuestro trabajo es conseguir un diseño que dure años.

Así que, efectivamente, la UX tiene mucho más de metodología que de arte, más una habilidad que un talento. Un proceso que seguir, con rigor y disciplina, para alcanzar un mejor resultado.

En Torresburriel Estudio realizamos proyectos de consultoría en diseño de experiencia de usuario para tu producto digital aplicando metodologías de diseño centradas en el usuario.
Contacta con nosotros y cuéntanos tu proyecto.

Comentarios

  1. Víctor Hugo Velarde , 12 de septiembre de 2017, 18:57

    Hay una línea muy delgada entre el análisis de otros trabajos y la copia fiel y su consiguiente aplicación en proyectos propios. Sin embargo, esta práctica de reutilizar, ha sido la base para el uso de convenciones en diferentes áreas: iconografía, diseño de interacción, arquitectura de información, etc. Como bien se menciona la reutilización, de código o buenas prácticas, siempre deberá ir acompañada de análisis para su correcta adaptación a las particularidades de cada trabajo.

  2. Antes de copiar un diseño, siempre puedes testearlo con tus usuarios o una muestra similar. Te puedes llevar sorpresas. Ahora bien, cuando tienes poca pasta, debes fijárte en quién sabes que ha pagado un buen estudio. Pero siempre que no afecte o sea una desicion de diseño determinante para tus users.

Deja tu comentario

*