Diseñando para blockchain

Desde el equipo de diseño de IBM han sacado unos principios de diseño para blockchain, que os he traído aquí para mostraros la manera de diseñar para esta nueva tecnología, que está ahora en boca de todo el mundo.


Imagen de Wikimedia Commons

Blockchain es un tecnología que según Wikipedia consiste en “una base de datos distribuida, formada por cadenas de bloques diseñadas para evitar su modificación una vez que un dato ha sido publicado usando un sellado de tiempo confiable y enlazando a un bloque anterior.​ Por esta razón es especialmente adecuada para almacenar de forma creciente datos ordenados en el tiempo y sin posibilidad de modificación ni revisión.

Como podéis ver es una tecnología que sirve para comprobar y verificar datos que sean series y que no sean modificables, como puede ser dinero o transacciones, pero también un repositorio de código o de otro tipo de información no modificable y que necesite ser verificada como puede ser un historial médico con todos sus cambios. Es una tecnología con múltiples usos prácticos, de los cuales el más conocido es la moneda virtual Bitcoin y otras criptomonedas similares.

Para ello el equipo de diseño de IBM ha puesto en un artículo en Medium unas pautas de diseño para blockchain:

  • Credibilidad: el blockchain se basa en la credibilidad por lo que hacer un diseño que se ajuste a este criterio ayuda, ya que la mayoría de las industrias que confían en blockchain son industrias en las que la confianza y la credibilidad son muy importantes como es el sector bancario y de mediación de pagos.
  • Exposición de datos y procesos: muchos usuarios desean que se les muestren los hashes (resúmenes criptográficos o ristras de códigos alfanuméricos que aparecen al aplicar un algoritmo como MD5 o SHA) porque aunque no entiendan su utilidad, les da seguridad ya que observan que hay procesos de seguridad detrás aunque no los comprendan.
  • Consistencia: establecer una consistencia visual en todo el proceso, el blockchain no tiene todavía una cadena de códigos preestablecidos o una serie de pasos que un usuario espera. Es bueno que usemos una terminología consistente que no confunda al usuario y que sea lo más simple y alejada de la jerga técnica posible.
  • Feedback constante: en una interfaz de pagos una de las características que el usuario está informado constantemente de lo que ocurre y en caso de que algo falle reciba el feedback.
  • Anticiparse a los errores: los usuarios pueden cometer errores, hay que anticiparse a ellos, al igual que a los posibles errores que puedan acaecer en el sistema. El equipo de diseño de IBM nos recuerda que en blockchain no hay vuelta atrás por lo que debemos poner todavía más cuidado al diseñar las pantallas donde el usuario va a realizar una acción irreversible.
  • Pasos claros: siempre se pueden dar en un proceso estados vacíos o tiempos muertos, pero el usuario tiene que tener claro cuándo va a acabar o cuál es el siguiente paso a tomar en el proceso.

Como podéis ver los principios son similares a cualquier otro proceso de pago o a un proceso de onboarding. Por si acaso os enlazo el post de diseño de pantallas de métodos de pago para que refresquéis los conceptos.

En Torresburriel Estudio realizamos proyectos de consultoría en diseño de experiencia de usuario para tu producto digital aplicando metodologías de diseño centradas en el usuario.
Contacta con nosotros y cuéntanos tu proyecto.

Deja tu comentario

*