Personas, una herramienta útil de UX

En estos últimos meses estamos viviendo un ascenso de la metodología JTBD (Jobs To Be Done, tareas que deben completarse). Exagerando un poco, podría decirse que no hay conferencia de UX sin su correspondiente charla de JTBD.

El framework JTBD puede resultar útil en muchos contextos, porque pone el foco en las salidas (valor) que aportamos, más que en funcionalidades concretas. Con la popularidad de JTBD, algunas personas abogan por dejar de usar el proceso de creación de personas, como representaciones demográficas de los usuarios tipo de nuestro producto digital. El argumento es que JTBD ofrece un método más rico que la creación de personas. De este tema quería hablar hoy.


Ejemplo de ficha de persona (Norman Nielsen Group)

Norman Nielsen ha publicado un artículo defendiendo la utilización de personas como herramienta metodológica del trabajo de UX. Según Norman Nielsen, una persona bien construida debería incluir:

  • Detalles demográficos: edad, ingresos, estudios, perfil social, etc.
  • Detalles personales: como una corta biografía, un nombre y una fotografía.
  • Detalles sobre sus actitudes o comportamientos cognitivos: información sobre el modelo mental de la persona, los puntos de fricción y los sentimientos sobre las tareas que tiene que realizar.
  • Detalles de comportamientos: sobre cómo actúa la persona cuando usa el producto y qué le motiva.

Los detalles personales y demográficos no son triviales. Esta información debe existir por dos razones: primera, para ayudar a construir empatía hacia el usuario desde el equipo de trabajo; segunda, como herramienta mnemotécnica para ayudar a recordar al equipo los diferentes perfiles de usuario.

Su tesis viene en línea de defender esta metodología como representaciones realistas de los usuarios. Alejarse de la mentalidad de listas de chequeo y centrarse en lo que debería ser la experiencia para un usuario. Como indica Norman Nielsen, aunque JTBD puede incluir algunas características emocionales y sociales del usuario, las generaliza y, por tanto, pierde información de contexto y reduce la posibilidad de generar esa empatía entre el equipo de diseño. O lo que es lo mismo: es el proceso de creación de personas lo que nos hace entender y comprender todas las características de las mismas de cara a utilizarlas como herramienta en la toma de decisiones de diseño.

La creación de personas pueden parecer una metodología menos eficaz que JTBD porque suelen pasarse por alto estos detalles demográficos y personales. Esto provoca que se pierda eficiencia a la hora de tomar decisiones de diseño.

Construir correctamente una persona, y hacerlo en toda su amplitud, es una competencia básica de un buen diseñador de experiencia de usuario. Y una metodología que bien utilizada resulta útil para abordar con garantías cualquiera de nuestros proyectos.

En Torresburriel Estudio realizamos proyectos de consultoría en diseño de experiencia de usuario para tu producto digital aplicando metodologías de diseño centradas en el usuario. Contacta con nosotros y cuéntanos tu proyecto.

Comentarios

  1. […] cito lo que escribió sobre personas Dani hace poco […]

Deja tu comentario

*