UX Spain 2017, día 1

Aunque el jefe ya publicó su post el otro día, hoy me toca escribir en el blog a mí, y nada menos que con la titánica tarea de resumir nuestras impresiones sobre la sexta edición del UX Spain, que tuvo lugar los días 12 y 13 de mayo en Gijón.

El evento, del que UX Learn es patrocinador desde su inicio, es uno de los más importantes del sector en España y había levantado tanta expectación que, según contaron los organizadores, la lista de espera de entradas, que se agotaron meses atrás, era tan larga como la de asistentes. Como dijo Nacho Gil en su charla, con la que se cerró la primera jornada, el de la UX es un sector al alza hacia el que muchas personas quieren reenfocar su carrera, por lo que la probada calidad del evento y el hype del sector hicieron el resto.


Claire Rowland dando su charla el primer día del UX Spain 2017 en Gijón

Por poner algo de orden, trataré de resumir muy brevemente las presentaciones que se fueron jalonando a lo largo de la primera jornada del UX Spain Gijón, que comenzó con la magnífica ponencia de Claire Rowland.

Claire es autora de Designing Connected Products, y su ponencia se basó, fundamentalmente, en demostrar con ejemplos prácticos y reales -el termostato de su casa, un timbre de una finca, etc.- la necesidad de consistencia entre dispositivos y entre productos diferentes que tienen funcionalidades similares. De igual manera, Rowland apostó por trabajar con transparencia, lo que puede suponer, aunque parezca imposible, mentir al usuario, y por buscar las nuevas oportunidades que IoT puede suponer para la UX, el diseño y la investigación de soluciones innovadoras.

A continuación, en un formato de menor duración, la organización decidió dar voz proyectos diferentes y muy interesantes.

En primer lugar, Anna Vilalta contó su experiencia personal con MyABCKit,  de la que es cofundadora, en una charla titulada “Diseñar para la incertidumbre”. En ella explicó cómo entienden en su empresa la innovación, o, en sus palabras, “cuál es el proceso de encontrar la forma más eficiente de llegar a los resultados deseados”. A través de una serie de acciones con impacto, siempre basadas en la investigación y las métricas, diseñaron un plan de acción que les permitió crecer y convertir con método y datos, no con opiniones o ideas más o menos ajustadas a la realidad.

La segunda intervención corrió a cargo de Ian Collingwood, cofundador de Pollen, quien habló sobre Indie Products: Lessons from the Music Industry for the Maker Revolution y defendió el papel de las pequeñas empresas y las pequeñas industrias en el campo de la creación y la innovación. Tomó como ejemplo el cambio de paradigma que ha supuesto en la música el cambio de los medios de producción y distribución -ahora que las barreras de entrada en ese sector han desaparecido ya no es caro o exclusivo grabar una canción y difundirla, por ejemplo-, y, en sus palabras, alguien que haya nacido como estrella del indie, puede llegar a triunfar como una antigua rockstar. Collingwood elogió el papel de aquellos que, hagan lo que hagan, lo hacen con pasión, porque pueden alcanzar grandes éxitos ya que, a su juicio, la innovación se encuentra en todas partes.

Posteriormente, Itziar Pobes, de We question our project, mostró tres casos prácticos de cómo implementar el service designcara a cara”. Eligió, para ello, un proyecto con un ayuntamiento en el que cambiaron la forma de atender al ciudadano, haciendo más flexible la gestión, lo que les llevó a cambiar hasta el espacio físico de la oficina; otro proyecto sobre una aplicación destinada a aliviar la soledad de las personas mayores, en la que mostró interesantes ejemplos del sesgo de confirmación (o self confirmation bias) y de cómo la investigación hace aflorar las asunciones subyacentes y cómo es importante eliminar falsas premisas para diseñar productos exitosos; y, por último, de la implementación sin tangibles. Fue una ponencia llena de contenido diferente al que los profesionales del sector ven a diario, porque se trata de un ámbito no exclusivamente digital, y de gran interés y generosidad, ya que muchos eran work in progress.

Itziar dio tres valiosos consejos al finalizar su charla:

  • empieza rápido, pero con impacto
  • fíjate en el valor, no te distraigas con el producto
  • empieza a implementar desde el principio trabajando con la gente

Para terminar la mañana, Óscar Méndez Soto ofreció una charla algo apocalíptica, a decir de muchos de los asistentes, en la que se centró en explicar la relación entre AI, UX y CX y el futuro que nos espera -bueno, que más bien se acerca a toda velocidad- de convivencia con inteligencias artificiales, machine learning, deep learning, etc…

La primera de las ponencias de la tarde fue la titulada “La web ha crecido… ¿ahora qué?” de Martín Álvarez-Espinar, quien repasó con orden y concisión los estándares, los avances y las nuevas tendencias de la web, así como las aplicaciones en las que habrá que trabajar en el futuro inmediato (automoción, entretenimiento, publicación digital, IoT, pagos, etc.). Como él mismo afirmaba en su diapositiva final (podéis ver la presentación aquí) es el momento de caminar hacia una web única, abierta y universal.

Posteriormente fue Javier Vélez quien se subió al escenario del Palacio de Congresos de Gijón para hablar, cómo no, de su visión del futuro (y de los componentes, los ladrillos con los que construir la web hoy y en el futuro). A decir de Vélez, el diseño UX de componentes web debe ser como piezas homogéneas de un puzzle diseñado para convivir entre sí; necesitamos webs con vida que comuniquen a través de componentes y orientada en base a acciones y que sean puntos de acceso e integración.

A continuación Sergio Estella, cofundador y CDO de Vizzuality, mostró su trabajo en varios proyectos, de entre los que destacó su labor con Global Forest Watch, una ONG que monitoriza la deforestación de bosques en el mundo (volviendo al tema apocalíptico, de su mano aprendimos que se pierden 50 hectáreas de bosque por minuto). Estella defendió la utilización de los datos públicos que generamos, al día, los siete mil millones de personas, para crear un mundo mejor,  y explicó cómo las decisiones de diseño, que deben estar ligadas a la ética pueden tener un fuerte impacto social.

El cierre de la primera jornada corrió a cargo de Nacho Gil, quien en una charla “incómoda y necesaria” habló con honestidad sobre el estado de la profesión, las consecuencias de nuestros actos y sobre la importancia de protegerse –quizá tecnosocialismo fue una de las palabras del evento-, así como de la necesidad de formarse  y ser polivalentes. Criticó la falta de diversidad del sector en los niveles directivos -es un campo de nabos, dijo textualmente- y planteó sus soluciones para el futuro: más y mejor formación; paridad y diversidad; conciencia social y mejora de las condiciones laborales. Javier Alonso hizo un buen resumen gráfico de la charla.

Hasta aquí el (mi) resumen del primer día. Mañana más 🙂

En Torresburriel Estudio apoyamos el rediseño de tu producto digital con un proyecto de acompañamiento donde aplicamos metodologías de diseño centrado en el usuario.
Contacta con nosotros y cuéntanos tu proyecto. Te enviaremos una propuesta adaptada a tus necesidades y presupuesto.

Comentarios

  1. […] UXSpain 2017, día 1 – Cristina Pérez @cristinapg […]

Deja tu comentario

*