21 febrero 2017

Por continuar un poco con el tema de poner mimo y cuidado en los textos de las interfaces gráficas de usuario, que ya se ha convertido en un puesto de trabajo (UX Writer) buscado en las empresas importantes del tema digital, hoy vamos a hablar sobre escribir interfaces de usuario con datos.

Ha escrito John Saito un artículo sobre el proceso que siguen en Dropbox para escribir y validar posteriormente las interfaces de usuario.


Sign in en amarillo y Log in en azul

El primer ejemplo que pone es sobre el título para la pantalla de entrada, para la que en inglés hay cuatro elecciones clásicas:

  1. Log in
  2. Log on
  3. Sign in
  4. Sign on

¿Cuál elegir de entre las cuatro opciones? ¿Cómo sabemos con certeza cuál es la mejor?

John explica que si metemos los cuatro términos en Google Trends (la herramienta de Google para comparar términos de búsqueda y su uso en el tiempo), el ganador por mayoría es “Sign in” y, en segundo lugar, “Log in”.

El segundo ejemplo que pone es: ¿cómo llamamos en la interfaz al historial de versiones? ¿file history? ¿version history? ¿revision history?

Hicieron lo mismo que en el primer caso y les salió algo así:


Arriba el gráfico de búsquedas general, abajo añadiendo dropbox

Tras el análisis de datos, tanto de los generales como de los propios, en Dropbox decidieron titular en inglés al historial de versiones como “version history” en todos los puntos de su interfaz.

El equipo de diseño de Dropbox lanzó una interfaz en la que se veía implicada la firma del usuario, lo típico de firmar un documento o un recibo de la tarjeta de crédito. El equipo de diseño había escrito “Sign your signature” (Firma tu firma), cosa que a gusto de Saito sonaba bastante gracioso, pero al equipo le parecía normal (recordad el sesgo del punto ciego diseñador 😉

¿Como se le quita una idea a un equipo de diseño? Con datos fehacientes de que eso no lo usa nadie. En el caso de Saito, uso Ngram, una herramienta que busca en bases de datos de libros y otros materiales en inglés (y otros idiomas) y ofrece el porcentaje de uso de dos o más términos y frases. En el caso de “Sign your name” era un porcentaje de diezmilésima en la época de mayor uso, y en el caso de “Sign your signature” era casi cero en todos los casos, por lo que el equipo de diseño se convenció de que era una mala idea y usó “Sign your name” en su lugar.

Nos cuenta John Saito que en un test con usuarios, éstos no entendían un texto: Al leer “selecciona “quitar la copia local” para ahorrar espacio” (Select “Remove local copy” to save space en el original), los usuarios decían que no les parecía útil esa función, así que en el siguiente test cambiaron lo escrito a: “ahorra espacio seleccionando “Quitar la copia local”” (Save space by selecting “Remove local copy.” en el original), instrucción con la que los usuarios entendieron a la primera la utilidad de esa función. Todo ello se consiguió con un simple cambio de orden que mostraba los beneficios y después explicaba al usuario cómo tenía que actuar para conseguirlo.

Saito recomienda “escribir el primer borrador con el corazón” y después “usar los datos y la investigación para refinar tu escritura”. “Escribir es un arte y una ciencia”, “los datos te dan confianza como escritor y los datos es lo que te hacen escribir “bien”

En el Estudio siempre recomendamos elegir bien las palabras que se presentan a los usuarios y hacer tests con ellas, porque, como habéis visto con los ejemplos de Saito, un pequeño cambio puede convertir una interfaz confusa a una que se entienda perfectamente.

En Torresburriel Estudio contamos con una amplia experiencia en realizar tests con usuarios para validar el diseño planteado. Si estás pensado en realizar un proyecto completo de testing para una web, una aplicación móvil, un proceso de compra de un e-commerce o cualquier otro servicio, contacta ahora con nosotros y te ayudaremos a mejorar la experiencia de usuario de tu proyecto digital.

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.