Diseño de interfaces para niños

Desde hace tiempo, ha habido un cambio en el ocio de los niños y utilizan cada vez más productos digitales. En algunas ocasiones con la dirección guiada de sus padres, pero muchas otras aprenden a manejar dispositivos e interfaces de forma autónoma, con su propia intuición.

El uso que este público hace de la tecnología ha ido evolucionando hacia un entorno fundamentalmente móvil. En este caso, el Mobile-Only es toda una realidad, no una tendencia a medio plazo. Debido a la posibilidad de interfaces táctiles es más sencillo para estos pequeños usuarios interactuar con el dispositivo usando sus dedos.

2016-08-18-2
Foto extraída de  pixabay.com

Los más pequeños desarrollan cada vez más estas destrezas digitales, y ese instinto lo llevan a todo lo que hacen en su día a día. Tanto que podríamos decir que son cómo esponjas que recopilan información continuamente.  Seguro que os habéis preguntado alguna vez cómo a esa edad son capaces de usar estos dispositivos con tanta facilidad. Esa realidad nos conduce cada vez más a enfocar la experiencia de usuario al ámbito infantil-juvenil en el diseño de interfaces.

Principios de diseño para niños

En el mercado existen una amplia gama de productos infantiles, derivados de los constantes cambios en el gusto de los niños, la rotación de personajes de actualidad y, por supuesto, de la creciente presencia de tecnología en su vida cotidiana.

Cuando realizamos un diseño para este público tan particular, no sólo hay que tener en cuenta la presencia de una buena experiencia de usuario. Como explicaba hace tiempo Yusef Hassan hablando de diseño web orientado a niños, “los niños tienen habilidades, preferencias y necesidades diferentes al usuario medio”, por lo que el diseño de productos digitales destinados a este tipo de audiencia requiere de la adopción y adaptación metodológica necesaria para asegurar su experiencia.

Es decir, en un contexto donde es mucho más complejo realizar investigación de usuarios y conocer sus expectativas, debemos guiarnos por una serie de principios que nos ayuden a tomar mejores decisiones de diseño. Karina Ibarra, madre y diseñadora de UX, propone tener en cuenta una serie de principios del diseño enfocado a niños. A continuación os mostramos estos principios, que complementamos con algunos más de nuestra cosecha:

  1. Simplicidad: El diseño debe ser sencillo, intuitivo, con el menor texto posible y con iconos fáciles de reconocer para un usuario de esta edad. Por tanto, también es recomendable incluir audio e interacción.
  2. Metas centradas: Los niños deben reconocer de manera rápida la meta que han de conseguir en el juego, para evitar problemas de entendimiento y abandono por aburrimiento.
  3. Honestidad: Transparencia total cuando se trata de diseñar para niños. Los niños son confiados por naturaleza, asi que no tiene lógica diseñar sin ser honestos con ellos.
  4. Diversión: Debemos tener presente que un juego debe ser divertido para ellos, porque en caso contrario perderán el interés por él. No hay que olvidar que “la diversión es la base de cualquier juego”, tanto para adultos como para niños.
  5. Desafíos: Otro punto clave que no podemos pasar por alto, es introducir la presencia de retos o desafíos que motiven a los más pequeños durante la utilización del juego. Debemos conseguir que se sientan motivados a la hora de superar las diferentes actividades que se proponen, consiguiendo que se sientan satisfechos al alcanzar ese resultado.

Por nuestra parte, quizá añadiremos la importancia del diseño visual y color, parte importante si tenemos en cuenta interfaces destinadas a este público, donde los iconos y la utilización de colores tienen una importancia capital. También todos los aspectos relacionados con el aprendizaje como último objetivo. No olvidemos que se trata de conseguir que los niños se diviertan aprendiendo, pero también que aprendan mientras se divierten.

En su propuesta, Karina también resalta un aspecto que consideramos fundamental. A la hora de realizar un diseño infantil, hay que incluir en la metodología tests con usuarios reales. Desde luego, el punto de vista de un niño jamás podremos obtenerlo desde un planteamiento de un adulto. Aunque con estos “usuarios”, las pruebas también se convierten en una dificultad añadida en el proyecto, porque no puedes esperar que sigan tus instrucciones al pie de la letra.

Ejemplo: juego online de Dora Exploradora

Un ejemplo de diseño para niños que cumple ampliamente estos principios de diseño es es el juego online de Dora Exploradora.

Una vez iniciado el juego podemos observar la presencia de elementos muy simples que componen el diseño de la interfaz. Desde la primera pantalla hasta la última, destacan los colores brillantes, la tipografía y la iconografía adaptadas a los más pequeños. Los iconos tienen una clara conexión con el mundo real, porque los niños pequeños todavía no tienen desarrollada una gran cantidad de modelos mentales para comprender iconos abstractos.

retocada

El uso de recursos de animación y audio es fundamental en este caso, por el público al que va dirigido. Habitualmente, un niño aprende a leer en su lenguaje nativo alrededor de los seis años y le lleva 2-3 años comprender mensajes sencillos que estén escritos. Éste es un detalle sumamente importante cuando se considera la navegación y el contenido en esta interfaz pensada para niños. En muchos casos, sus padres les enseñan en los primeros usos. Luego, como repiten esas acciones de forma autónoma y los botones se mantienen en su sitio, aprenden lo que hace cada botón.

Si analizamos el comienzo del juego, nos daremos cuenta de la importancia que tiene las metas a conseguir. Está presente desde el primer momento. Y Lo hacen desde un punto de vista más divertido, para que aquellos usuarios que escuchen la presentación del juego se sientan motivados por empezar y superar las diferentes actividades como un reto.

Además, antes de comenzar a jugar, hay un proceso de aprendizaje clave para el pequeño usuario, dónde debe conocer cómo manejar el personaje a través de explicaciones auditivas y animaciones. Durante el juego, también podemos ver cómo la se mantiene la coherencia visual en todo el interfaz, a medida que el pequeño jugador va superando desafíos.

En Torresburriel Estudio apoyamos el rediseño de tu producto digital, con un proyecto de acompañamiento donde aplicamos metodologías de diseño centrado en el usuario. Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto. Te enviaremos una propuesta adaptada a tus necesidades y presupuesto.

Comentarios

  1. […] Lo mismo ocurre con el perfil infantil que utilizan los móviles de sus padres. Tampoco son un target habitual aunque cada vez los utilicen con más frecuencia y destreza. […]

Deja tu comentario

*