Cómo trabajamos (V): incorporar pruebas A/B en gestión

Cuando hablamos de la cultura de experimentación en el estudio, nos centramos en explicar cómo aplicamos pequeños experimentos en el puesto de trabajo que nos ayudan a innovar en la forma que hacemos las cosas. El equipo de gestión proponemos pequeños experimentos para ir poniendo en marcha pero, sobre todo, queremos que sea cada persona quien experimente y nos cuente qué resultados va obteniendo.

Sin embargo, otro ámbito donde la experimentación también nos está funcionando bien es la gestión. Como externo, colaboro con Daniel en la toma de decisiones del estudio. Básicamente, gestionar (proyectos, productos, equipos) es esto: tomar mejores decisiones de forma continuada, acertar más rápido para tratar de alcanzar tu objetivo lo antes posible.

TM2BH: railroad
¿Qué camino elegimos? Foto de m-louis.

En esencia, si lo piensas fríamente, tomar decisiones de gestión no es muy diferente de poner en marcha un test A/B. Sólo añade más incertidumbre a la ecuación, porque podemos tener personas implicadas, con todas sus emociones.

Pruebas A/B para una mejor gestión

Si queremos tomar mejores decisiones, primero debemos entender cómo tomamos esas decisiones.

Elliot Shmukler, vicepresidente de producto de Instacart ha explicado en un artículo fantástico sobre cómo utilizar las pruebas A/B al tomar decisiones en gestión. Utiliza una distinción de Bezos sobre qué tipo de decisiones tomamos. Hay decisiones de tipo 1 o (casi) irreversibles, y deben ser tomadas de forma metódica, con cuidado, lentamente, con gran deliberación y consulta. No hay vuelta atrás, así que tendrás que convivir con las consecuencias mucho tiempo. Sin embargo, la mayoría de decisiones son de tipo 2 (cambiables, reversibles) y, por tanto, se pueden explorar y permiten experimentar. Son puertas bidireccionales.

También distingue los dos tipos de personas que toman decisiones de gestión: hay personas más visionarias que se dejan guiar por su intuición, mientras que otras son más reflexivas y analiticas, y fundamentalmente toman decisiones apoyadas en los datos. Teniendo en cuenta que puede haber estilos y personalidades muy diferentes, puede ser un desafío alinear distintos puntos de vista. No solo entre gestores, sino entre todas las personas que colaboran/colaboramos en un proyecto.

Shmukler explica que, cuando sus equipos de producto  no pueden resolver ideas en conflicto y llegar a él para conseguir una decisión final, nunca emite un veredicto. En lugar de decantarse por una opción, prueba ambas opciones y deja que los datos sean los jueces. “Sin datos, eres solo otra persona con una opinión”, decía Deming.

En la primera iteración, este método puede parecer que favorece a las personas basadas en datos, pero Shmukler les anima a que trabajen en sus ideas. Cada equipo/persona aprende de forma independiente, en lugar de sentir que alguien ha tomado una decisión por ellos. Es decir, la potencia de las pruebas A/B es que, además de ayudar a resolver la tensión entre diferentes puntos de vista, lo hace sin afectar a la autonomía y reconocimiento de cada persona.

A medida que la empresa crece, hay una cierta tendencia a tomar todas las decisiones como si todas fueran de tipo 1, lo que provoca lentitud y aversión al riesgo, menos innovación. Si aplicas el tipo 2 de manera indiscriminada, puedes caer en tomar decisiones irreversibles a la ligera.

Así que, esencialmente, nuestro trabajo como gestores debe consistir en saber distinguir si se trata de decisiones de tipo 1 (irreversibles) o de tipo 2 (explorable, experimentable) y ser capaces de generar ese contexto para que la prueba lo más aséptica posible, para tomar la mejor decisión. De nuevo, el objetivo es que esa mentalidad de experimentación nos ayude a agregar y escalar, para innovar más y mejor en cómo hacemos las cosas. También en gestión, por supuesto.

Para un estudio pequeño es fundamental mantener la diversidad de opiniones, pero sin que afecte al rendimiento del conjunto.

En Torresburriel Estudio realizamos proyectos de consultoría en diseño de experiencia de usuario para tu producto digital, aplicando metodologías de diseño centrado en el usuario.
Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto.

Comentarios

  1. […] nos desviamos más de lo previsto. Como véis, tenemos una base de gestión ya establecida y vamos haciendo pequeños ajustes en función de prioridades o cambios en el proyecto. De momento, estamos bastante satisfechos de los […]

  2. […] sin miedo, para agregar y escalar, para innovar más y mejor en cómo hacemos las cosas. También en gestión, por […]

Deja tu comentario

*