La arquitectura de la información como base de la UX

Hace años (entre mitades y finales de los 90) cuando diseñábamos un sitio web en lo primero en lo que pensaba era en el mapa de la web y en el código HTML de la misma. Primero se dibujaba un diagrama esquemático de los contenidos a incorporar, para luego trabajar la mejor manera de ordenarlos de una manera jerárquica, y que resultara intuitiva para el usuario.

Alice - Card sorting
Foto de Luca Mascaro. La usuaria Alice haciendo un card sorting.

Sin saberlo y más bien por inercia por la naturaleza jerárquica con la que nació la Web, se estaba haciendo una primitiva gestión de contenidos y una estructuración de los mismos, aunque no fuéramos conscientes de ello. Y no éramos conscientes tampoco de que hacíamos mejor la experiencia de usuario, en aquella web de recursos limitados y módems de 56K.

El proceso de “arquitectura de información (AI, abreviado) puede parecer anticuado, pero nada más lejos de la realidad. Gracias al auge de las estrategias de contenidos resurge la importancia de diseñar con una buena arquitectura de base, que el trabajo de diseño de UX recoja y lleve al siguiente nivel. El mapa web se convierte en uno de los pilares sobre el que se construyen el resto de las actuaciones de diseño de UX de tu producto digital, porque la ordenación y priorización de opciones que se hace es aplicable tanto a una página web, una app móvil o al diseño de un servicio digital.

Sin embargo, no hay que confundir tampoco AI con la simple navegación. La arquitectura abarca aspectos más amplios que la navegación propiamente dicha, desde la identificación y definición del contenido del sitio, hasta la organización, la estructura y la nomenclatura que define las relaciones entre el contenido y la funcionalidad de ese producto o servicio digital. Abarca, por tanto, aspectos de usabilidad, interacción, diseño visual y contenidos. ¡Casi nada!

Empezando la arquitectura de la información por los cimientos

El desarrollo de la arquitectura de un sitio web es una parte esencial del proceso de diseño de UX. Pero, antes de desarrollar esa estructura, debemos asegurar que comprendemos el proyecto en toda su magnitud, tanto las necesidades del negocio como las necesidades del usuario.

  1. Comprender los objetivos de negocio: Ya sea el rediseño de algo existente o un diseño nuevo, necesitamos entender de la intención, y los objetivos de la empresa. Esto nos permitirá tomar decisiones de diseño, manteniendo el proyecto en marcha.
  2. Entender al usuario: interactuar con los usuarios y llevar a cabo investigaciones para entender sus necesidades, comportamientos y motivaciones.
  3. Crear personas : Una vez completada investigación de usuarios, una gran manera de traducir los resultados en un formato utilizable es a través de técnicas de creación de personas. Una persona es una historia acerca de un usuario de ficción que se basa en la información obtenida de los usuarios reales.
  4. Recopilar el contenido: Antes de proceso a diseñar (o rediseñar), es necesario recopilar todo el contenido generado y asegurarse de que es actual, preciso  y consistente.

En este punto, son útiles las dos técnicas básicas de arquitectura de la información: el card sorting y el tree test. Con la primera, comprobamos si nuestros usuarios entienden el etiquetado (o nomenclatura) que usamos en los contenidos y cómo los ordenan de forma natural. Con la segunda, mejoramos la ordenación de los contenidos de forma jerárquica. La combinación de ambas nos permite obtener un mapa optimizado de contenidos de nuestro producto digital.

Card sorting

Existen dos tipos de técnicas de card sorting:

  • abierto, si durante el proceso entregamos tarjetas en blanco a los participantes y se permite nombrar los contenidos y ordenarlos en categorías,
  • cerrado, se les entregan tarjetas predefinidas y únicamente deben ordenarlas.

La dinámica básica de un card sorting es la siguiente:

  1. Entregamos un número de tarjetas que no supere las 30 o 40.
  2. Dejamos al participante o participantes, que las ordenen en categorías (si es cerrado) o coloquen un nombre (si es abierto).
  3. Comparamos los resultados del card sorting entre los participantes, identificando los puntos de coincidencia o discrepancia, para extrapolar conclusiones.

Los resultados pueden ser muy variables: que coincidan con nuestro criterio, que los usuarios no entienden el etiquetado, que lo entiendan pero no están de acuerdo en la agrupación o les resulte confusa, o que discrepen en todo. De nuestro criterio como diseñadores de UX deberemos extrapolar conclusiones que aplicar a nuestro diseño.

Tree Test

El tree test se utilizar para comprobar la facilidad de encontrar un contenido concreto en una arquitectura de información más extensa.

Se proporciona al usuario varias tareas de búsqueda (“Búscame un libro de tal materia”, por ejemplo) y un árbol de contenidos (la categorías de una librería online) y se le pregunta por dónde buscaría entre las categorías y subcategorías dadas, hasta que encuentre lo que se le solicita, pudiendo ir hacia delante y hacia atrás en el árbol.

Esta prueba proporciona muy buenos resultados en catálogos online de productos o servicios, ya que nos permite conocer con mayor detalle cómo buscan nuestros usuarios y cuál es la mejor manera de mostrar la información para hacerla accesible.

En definitiva, las tareas de arquitectura de información siguen teniendo importancia si pretendemos realizar diseños centrados en el usuario. No podemos descuidar un trabajo sobre el que, en buena parte, se asienta el trabajo de UX futuro.

Si quieres profundizar en técnicas de Arquitectura de Información, puedes apuntarte en el Curso de Usabilidad y Experiencia de Usuario que impartimos en UX Learn. A finales de mayo, abriremos la inscripción para la edición que empieza el 13 de junio. ¡Déjanos tu correo y te avisamos cuando abramos inscripciones!

Comentarios

  1. […] ayer sobre la importancia de la arquitectura de información en el proceso de diseño de UX. Hoy queremos ver ese papel aplicado en un sector emergente como es la Internet de las Cosas […]

  2. […] opciones para ver cuál es más eficaz para el usuario al realizar una determinada tarea. También completar un tree test como base de una buena arquitectura de la información. La prueba a realizar dependerá del contexto o los aspectos a mejorar para próximas versiones de […]

  3. […] proyecto que funciona bien en medición de servicios, es conducir un test con usuarios en vivo para evaluar la arquitectura de la información con un tree test, haciendo después una pequeña encuesta que nos permita medir la satisfacción del usuario, justo […]

  4. […] aproximado de entre una hora y hora y cuarto. Por nuestro lado, en la primera batería hicimos un Tree Test para evaluar la arquitectura de información y un Chalkmark Test, para recoger las primeras impresiones y comprobar si la interfaz se entiende […]

  5. […] Como siempre, en casos de rotulado dudoso recomendamos hacer pruebas de card sorting para validar qué entienden los usuarios y qué sugerencias aportan. Es decir, es recomendable realizar un card sorting abierto. […]

  6. […] ello el rotulado de opciones debe ser claro, un Tree Test puede ayudarte. También ayudan unas FAQ explicativas del producto que resuelvan las dudas que hemos visto en los […]

  7. […] sitio esté en otro lado que dónde el usuario espera. Para solucionar este problema lo mejor es hacer un tree test o un card sorting para ver cómo los usuarios entienden la IA y […]

Deja tu comentario

*