02 septiembre 2015

Los wearables son básicamente dispositivos que recogen datos privados. Desde una pulsera GPS con funciones básicas para deportistas a un smartwatch avanzado, todos recogen una gran cantidad de datos privados, datos que pueden ser usados para mejorar nuestras vidas o para explotar esos datos de manera comercial.

Zack Rutherford ha escrito un artículo sobre privacidad y wearables en UX Booth, tema que con la introducción de cada vez más productos comerciales basados en wearables son una materia que como diseñadores de experiencia de usuario nos deberíamos fijar. Los datos privados de los usuarios son importantes, diversas fugas de datos de usuarios que se han dado estos meses: Sony, Ashley Madison, etc…

El profesor Thad Starner cree que los wearables pueden usarse para mejorar la humanidad, acentuar y mejorar la memoria, el entendimiento y el disfrute del mundo, pero no todo el mundo tiene esa misma opinión. Los wearables pueden ser usados también con propósitos de explotación comercial, para acumular datos privados, acabar con el anonimato y la individualidad reduciendo a la gente en meros datos numéricos catalogados cuidadosamente. Los diseñadores de experiencia de usuario estamos justo en medio de la tormenta, responsables de dar un balance ético.

Si miramos desde la perspectiva de Starner, podemos creer que los wearables mejorarán la vida diaria de la mayoría de la gente, pero seríamos negligentes como diseñadores de experiencia de usuario si no miráramos al otro lado; los wearables trazan una gran cantidad de datos y dichos datos pueden ser usados para explotarlos comercialmente.

El papel del diseñador de experiencia de usuario

Los wearables tienen un increíble potencial como tecnología emergente, una de esas que pueden cambiar la manera en que los humanos interactúan con el mundo. Al mismo tiempo, esta tecnología refuerza el hecho de que los que hacen las políticas de uso tienen que afrontar dilemas éticos presentados por la erosión de privacidad.

Nosotros como diseñadores de experiencia de usuario tenemos que dar un balance ético entre ambas, por eso Rutherford nos da unos consejos para abordar el problema desde nuestra perspectiva.

Cuando se diseña UX para wearables es necesario pensar 3 cosas:

  • Dirigirse pensando en la privacidad del usuario.
  • No vender los datos del usuario a terceros que puedan mal utilizar la información para oprimir o negarles derechos a los usuarios.
  • Diseñar interfaces que no obstruyan. Empezar con un interfaz minimalista y mejorándolo tanto como sea posible con tests A/B.

En Torresburriel Estudio apoyamos el rediseño de tu producto digital, con un proyecto de acompañamiento donde aplicamos metodologías de diseño centrado en el usuario y adaptadas al contexto de uso. Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto. Te enviaremos una propuesta adaptada a tus necesidades y presupuesto.

Comentarios

  1. […] Pero en la realidad, es que a quienes nos dedicamos a estas cuestiones de la experiencia de usuario, lo que se nos demanda viene en función de los nuevos dispositivos, de los nuevos wearables. […]

  2. […] Pero en la realidad, es que a quienes nos dedicamos a estas cuestiones de la experiencia de usuario, lo que se nos demanda viene en función de los nuevos dispositivos, de los nuevos wearables. […]

  3. […] Wearables ¿mejoran o explotan nuestros datos? […]

En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto a través de nuestros cursos online y presenciales.