25 junio 2015

Desde hace unas semanas estamos trabajando en el estudio en varios proyectos, circunscritos mayoritariamente en ámbito del ecommerce, y hemos iniciado una prueba de trabajo mediante la que queremos comprobar la eficacia del prototipado en digital a bajo nivel.

Untitled
Un ejemplo de wireframes de baja fidelidad

¿Qué significa esto? Pues básicamente que queremos explorar las posibilidades de eliminar las barreras que para algunos clientes supone enfrentarse a wireframes en los que pueden ver mucho detalle, y queremos que en las primeras fases del proyecto los clientes puedan tomar decisiones (aprobaciones de estadios de trabajo) de forma rápida.

¿Qué ventajas tiene esto? Las ventajas del prototipado de bajo nivel son básicamente 2 desde nuestra experiencia:

  1. La rapidez con la que podemos desarrollar pantallas y procesos
  2. Poner el foco de forma más sencilla en las decisiones de diseño estructurales

Así las cosas, en 3 proyectos estamos trabajando siguiendo este patrón metodológico y hasta el momento los resultados son muy buenos:

  • Estamos desarrollando pantallas y procesos desde una fase inicial con más rapidez, lo cual nos deja más tiempo para pensar, repetir, fallar y volver a empezar.
  • Al cliente le podemos enseñar con una rapidez inesperada (para ellos) las propuestas de diseño.
  • Tenemos más margen de maniobra para implementar modificaciones de criterio tanto por nuestra parte como por parte del cliente (ya que en el mundo real estas cosas pasan siempre).
  • Experimentamos una agradable sensación de que las cosas fluyen con más y mejor “rollete”. Vaya, que nos sentimos muy cómodos.
  • Lo más importante: nos sirve para poder enfocar con mucha más eficacia, tanto desde la perspectiva del diseño como de la comunicación del mismo.

En términos prácticos, estamos desarrollando de forma interna un lenguaje visual que nos permita trabajar de forma alineada dentro del equipo, lo cual además nos deja tiempo para pensar más de una vez en la mejor forma de plantear los espacios, la modularidad de los mismos y la adptación a pantallas de dispositivos pequeños.

En resumen, que estamos muy contentos.

En Torresburriel Estudio apoyamos el rediseño de tu producto digital, con un proyecto de acompañamiento donde aplicamos metodologías de diseño centrado en el usuario y adaptadas al contexto de uso. Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto. Te enviaremos una propuesta adaptada a tus necesidades y presupuesto.

Comentarios

  1. A mi personalmente me parece una buena idea trabajar con scribbles ya que, como dices, permite presentar al Cliente un boceto en el que la falta de detalles hace que se centre en lo verdaderamente importante.
    Otro aspecto que me parece interesante es que al necesitar menos tiempo, se es más eficiente en términos de costes… y eso no está nunca mal 🙂

    Jose Luis Loren 25 junio 2015, 13:12

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.