13 octubre 2013

El otro día tuve que aguantar algo así como una “bronca” que con una buena dosis de buena intención alguien me proporcionó en relación a mi falta de actividad en el blog. Lo cierto es que razón no le faltaba a quien hablaba en pasado de lo que otrora fue esta casa.

Ese detalle de hablar en pasado -“escribías y me leía tus posts“, “a ti se te conocía por tu blog“- fue el detonante que en mi cabeza hizo no ya activar una alarma: hizo que la alarma explotara por la urgencia en la toma de medidas que se veían necesarias.

Y aquí estoy, un domingo por la mañana a los mandos del ordenador, con la pantalla negra que luce letras blancas (para que nada distraiga) y contando a quien se pase -si es que queda alguien- por esta casa todas estas reflexiones.

Este año 2013 lo empecé escribiendo como a mi me parece que se debe escribir un blog: todos los días. Creedme que me niego a planificar eso de un post semanal. Me parece tan artificial como las sonrisas de plástico de las presentadoras mecizas de la tele. Una mudanza de oficina y los avatares del día a día fueron la excusa perfecta que mi vago inconsciente tomó como explicación a la alarmante falta de actividad en el blog desde el mes de abril hasta ahora.

Por eso, y como terapia auto-impuesta para corregir lo que para mi es un error y algo que no debe volver a suceder, escribo todo esto. Para verme en la bochornosa situación de leerlo, para verme en la no menos sonrojante tarea de editarlo (y por ello volverlo a leer) y para, finalmente, que quien lo lea lo sepa y pueda decirme: “oye tú, dijiste que volverías a escribir y no lo haces“.

En fin, que la transparencia se predica con el ejemplo, como tantas cosas. Si no doy la talla, dadme con un palo.

En Torresburriel Estudio realizamos proyectos de consultoría en diseño de experiencia de usuario para tu producto digital, aplicando metodologías de diseño centrado en el usuario. Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto.

Comentarios

  1. Es duro escribir un blog, empiezas a tope de power, pero poco a poco encuentras mil excusas, trabajo, familia… para dejar de escribir.

    Mucho ánimo y energía positiva para esta etapa post-mudanza

  2. Si escribes te leeré, al igual que hacía años, al igual que hago ahora, no entiendo casi nada, pero de vez en cuando se me enciende la bombilla y entiendo de que hablas.
    En una cosa no estoy de acuerdo “con la pantalla negra que luce letras blancas”… por mucho que escribas de memoria hace mucho que aprendí a escribir con letras negras y fondo blanco, que es la manera habitual de leer un libro o escribir en un papel, se lee y se escribe mucho mejor, así que en eso no estoy de acuerdo, lo siento, pero es algo que asumí desde empecé a juguetear con el Spectrum.

  3. vale, también es bueno darse unas vacaciones. escapar del mundo digital es reponedor, inténtalo.

    todo bien

En Torresburriel Estudio trabajamos los procesos de diseño de producto digital para lograr los objetivos definidos junto con nuestros clientes.