17 abril 2013

Una de las premisas fundamentales en las que baso mi trabajo cuando alguien me pide que le aconseje acerca de qué acciones llevar a cabo para mejorar la experiencia de usuario de un producto digital es observar los posibles errores que se pueden producir en la utilización del mismo. No es ningún secreto maravilloso, pues ya los tradicionales heurísticos de Nielsen hablan de la prevención de errores como elemento fundamental de la usabilidad de los sitios web.

He de decir que con el tiempo uno adquiere ciertas costumbres a la hora de observar, y sea cual sea la realidad que está observando siempre se terminan identificando elementos susceptibles de ser modificados para que la prevención de errores esté presente en el diseño de las cosas. Insisto, sea cual sea la naturaleza de éstas.

Un buen modelo lo constituye el ejemplo visual que os traigo en esta ocasión. Me lo descubrieron en Sevilla, en uno de esos bares para guiris que hay en el centro de la capital de Andalucía (donde por cierto, nos tomamos 5 cañas y 5 tapas de boquerón y nos cobraron 5 euros).

Rediseño máquina de tabaco
Máquina de tabaco rediseñada para evitar pequeños hurtos

La historia de este rediseño (muy de rollo lean) de la máquina de tabaco es la siguiente. Tradicionalmente en los bares lo que se suele hacer cuando uno entra y lleva puesto el abrigo o la cazadora, es quitársela y dejarla en donde puede. Si en el bar no hay perchas, como es el caso, o no hay suficientes, un buen sitio para dejar el abrigo es la parte superior de la máquina de tabaco.

¿Qué riesgo supone esta práctica? Pues que en momentos de acumulación de personal en el bar, y la consiguiente abundancia de abrigos depositados encima de la máquina de tabaco, es posible que los amigos de los ajeno hagan su trabajo y se roben alguno.

¿Qué supone esta realidad? Además del enfado y disgusto de las personas a quienes les hayan podido robar el abrigo, los responsables del bar, en un punto determinado, advierten a los clientes de que no dejen los abrigos encima de la máquina de tabaco para evitar la posibilidad de que en un despiste, les sea sustraído. Esa es ya una acción encaminada a la prevención de errores, pero no es escalable. Los responsables del bar tienen que estar todos los días, a todas las horas en las que hay clientes, haciendo esa advertencia.

¿Solución? La que se observa en la fotografía. Se modifica el diseño de la máquina de tabaco de tal manera que no sea físicamente posible dejar encima ningún objeto. Y si no hay objetos, los amigos de lo ajeno (que los hay en todas partes) no tienen nada que hacer.

Sencillo y eficaz. En Torresburriel Estudio te ayudamos en el proceso de diseño de servicios digitales mediante tests con usuarios, planteando propuestas de solución en base a los resultados del test. También podemos formar a tu equipo mediante una formación in company para que apliquen metodologías de diseño centrado en el usuario en el día a día de su trabajo. Contacta con nosotros, y cuéntanos tu proyecto.

Comentarios

  1. pensaba que ibas a decir que pusieran ganchos para colgar chaquetas a los lados de la máquina de tabaco, ja,ja,ja.
    Muy acertado tu post. Me encanta cuando se habla de UX en objetos cotidianos, porque nos da buenos ejemplos para convencer a responsables web de la importancia de la experiencia de usuario.
    Y otra cosa, ¡¡qué curioso que en todas partes pase lo mismo con los abrigos y las máquinas de tabaco!

  2. Desde el punto de vista de la seguridad, lo mejor es que lo que no es seguro no pueda hacerse. Al menos fácilmente. Buen ejemplo.

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.