24 junio 2008

No me puedo aguantar las ganas de escribir algo después de ver una y otra vez una foto que he hecho hoy mismo mientras leía el periódico en un bar. Veamos la foto.

Publicidad. Me gusta.

Cuando vi este anuncio en el diario Público me quedé prendado. Fue algo así como un flechazo. Si os digo la verdad al principio no sabía muy bien por qué. Pero en el fondo es lo de menos. Me ha gustado y ya está. Le he hecho una foto, lo he puesto en twitxr y a otra cosa.

Pero después de unas horas, mirando de nuevo la foto, he entendido por qué me ha gustado tanto. Si leemos con atención el texto del anuncio, dice: “antes de hacer un diario, leímos las calles“. ¡Pero qué bueno! Independientemente del hecho de que el anuncio me parece muy acertado, conociendo el target de Público es interesante observar los conceptos que subyacen en el texto, y en el anuncio en general.

Vayamos por partes.

  • La primera parte de la frase, “antes de hacer un diario“, transmite la idea de que el diario, en este caso, Público, es un diario de reciente aparición. Y es en ese momento -antes de hacer un diario- cuando alguien se ha planteado una serie de tareas por hacer, previas siempre a eso, a hacer un diario.
  • La segunda parte de la frase, “leímos las calles“, ataca el asunto clave: para informar de los temas que a mi audiencia le interesan, tengo que ir a buscar la orientación a los lugares donde esa audiencia se expresa, siente, respira, lee, comunica y comparte.
  • Las imágenes de fondo describen de una forma muy clara e inequívoca cuáles son los símbolos, los lugares, el medio ambiente que se ha estudiado, y dónde se ha investigado antes de describir cómo había de ser ese producto. En este caso, el diario Público.

Son esas líneas argumentales las que me sirven para exportar esta forma de actuar, y proponer una vez más un modus operandi basado en el estudio del entorno, del contexto y, en definitiva, del medio ambiente en el que los flujos de información, interacción y comunicación van a tener lugar cuando hablamos de un proyecto web. Porque, no olvidemos que ese proyecto web, al final, tiene como destinatarios a personas. Personas que, como decimos, se expresan, sienten, respiran, leen, comunican, trabajan, se divierten, comparten, aman…

Ya se que no es la primera vez que hablo de esto, pero el ejemplo de la promo de Público me ha hecho volver a dar una vuelta a la cuestión y la quería compartir con vosotros/as.

En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto a través de nuestros cursos online y presencialesContacta con nosotros y cuéntanos tus necesidades.

En Torresburriel Estudio desarrollamos las capacidades técnicas de tu equipo en temas de usabilidad, experiencia de usuario y diseño de producto a través de nuestros cursos online y presenciales.