09 abril 2008

Hace unos días que esperaba para escribir este post en el que me gustaría dar a conocer un proyecto en el que he estado (y estoy) trabajando desde hace unos meses, junto con el periodista de Aragón Televisión y blogger Jorge Romance.

Se llama aragoneame.com y no es nada original en cuanto a idea y formato, ya que es una adaptación de Pligg, que no es sino el menéame.net un poco más humano para instalar y trabajar. Sin embargo la diferencia está en la ejecución, o al menos ese es el objetivo de mi trabajo en el proyecto.

Captura de pantalla de la página principal de aragoneame.com
Captura de pantalla de la página principal de aragoneame.com

Me parece justo decir al principio que se trata de un proyecto personal que, conceptualizado y trabajado en equipo, pretende simplemente ofrecer una ventana social y colaborativa a contenidos de naturaleza hiperlocal.

Mi compañero en esta aventura publicó el otro día el anuncio de la beta, y definía el proyecto así:

Aragonéame es un agregador social de noticias en el que los usarios envían las historias que les parecen relevantes y los demás usuarios las votan, configurando una portada elegida por los propios usuarios.

Y aunque, como digo, no se trata de nada original (ahí está el modelo del que partimos), sí que hemos pensado mucho y le hemos dado muchas vueltas a algunas cuestiones, de las que Jorge habló ya en su post.

Por ello hemos trabajado en la línea metodológica del diseño centrado en el usuario, invirtiendo mucho tiempo en el estudio del medio, de los usuarios, de cuestiones geográficas, políticas, históricas, demográficas… incluso de infraestructuras.

Así las cosas hemos llegado a una serie de conclusiones que nos han ayudado mucho a conceptualizar el producto, dando como resultado lo que se puede ver ahora mismo online, considerando que se trata aún de una beta.

En lo que se refiere a cuestiones puramente de interfaz, hemos seguido un modelo de diseño basado en los procesos críticos, cruzado con las tareas que un usuario debe realizar. Creemos que estamos en la línea adecuada, pero eso se verá mejor con el tiempo.

Comparto con vosotros los parámetros que hemos manejado a la hora de conceptualizar el producto, y que ya adelantó Jorge en su post de lanzamiento. Por supuesto, todos los comentarios serán muy bien recibidos.

Está centrado en Aragón

Aunque caben noticias de todo el mundo, Aragón es el centro de interés prioritario, tanto para los usuarios como para el contenido. Y aquí radica una de las cuestiones que desde mi punto de vista aportan valor. Y un valor que entiendo como perfectamente exportable. La naturaleza hiperlocal del contenido, girando éste en torno a unos parámetros sociales, culturales, demográficos y geográficos, hace que el punto gravitatorio sea conocido, cercano y en cierta forma familiar. Por eso cualquier libre interpretación de un contenido (en este caso una noticia) es fácilmente localizable en ese universo conocido y cercano, lo cual invita a recrear la noticia en función de esas variables y, entre otras cosas, a poner comentarios.

Presenta clasificación temática y geográfica por comarcas

Cualquiera que conozca la división administrativa de Aragón sabrá que ésta gira en torno a las comarcas. Éstas son bastante desconocidas para la población general (recuerdo que demográficamente la población en Aragón, 1.277.471 habitantes, converge en un 50% en la ciudad de Zaragoza, siendo un territorio de 47.719 km²), pero a su vez aportan una dimensión bastante aproximada del dominio territorial que abarca.

Por ello, una categorización de los contenidos en base a las comarcas que componen Aragón (un total de 33) extiende los contenidos y alarga su sombra más allá de los mismos. Cada contenido cuenta de ese modo con una referencia geográfica concreta, más la temática. La referencia temática está disponible para aquellos contenidos que trascienden el ámbito territorial o geográfico, de tal forma que éste pueda ser aportado a través de los tags.

Hemos optado por considerar un conjunto acotado de categorías las que tienen que ver con la referencia geográfica (y en cierto modo política y social por las implicaciones de pertenencia que pueden aportar las comarcas), y un campo abierto a la libre catalogación social, que corre de cuenta de los usuarios.

El criterio editorial lo marcan los usuarios

He hablado de ello antes, pero insisto. Esto permite una relectura de cualquier noticia de interés publicada por cualquier medio. Y como decía Jorge en su post, permite la inclusión de contenidos de blogs, periódicos, televisiones, documentos oficiales… abriendo de ese modo el abanico de fuentes de información.

No discrimina por cuestiones lingüísticas

Es un tema complejo, así en general, que tiene implicaciones varias, entre ellas las de la accesibilidad de los contenidos, tanto desde el punto de vista de quienes desconozcan las lenguas de que se trate, como desde un punto de vista más técnico, que se fije en la ortodoxia con las que se apliquen las directrices y recomendaciones vigentes en esta materia.

En Aragón se hablan tres lenguas: castellano (ampliamente mayoritario), catalán(en la franja oriental), y aragonés (en el norte). De forma coherente con la categorización comarcal y, sobre todo, con el signo de pertenencia a las mismas, mezclado con la lengua hablada en algunas, nos lleva a establecer un territorio de convivencia idiomática transparente. De ahí hablar de no discriminación. En cualquier caso, merece fijar la atención en dos hechos concretos, muy singulares: en la franja de las comarcas orientales la lengua mayoritariamente hablada es el catalán; mientras que en la ciudad de Zaragoza hay más hablantes de aragonés que en la comarca del Sobrarbe.

Y como comenta Jorge, aunque el motor está en castellano, se permiten y alientan la inclusión de noticias en otras lenguas aragonesas.

Redes sociales y mensajes privados (cortos)

Es uno de los factores que, aprovechando el tirón mediático de las redes sociales no queríamos dejar pasar. Permite la creación de redes sociales de amigos, que pueden intercambiar información a través de un sistema de mensajes privados.

Comentarios

  1. Pinta muy bien. Me gusta el diseño, sobre todo los colores y el logo.

    Mucha suerte con el proyecto!

  2. […] avisa Dani de la puesta en marcha de Aragoneame, nuevo portal de noticias de […]

  3. Suerte con el proyecto!

  4. Lo seguiremos de cerca

  5. Mucha suerte! 😉

    Un apunte sobre las lenguas habladas en la francha oriental, no sé hasta que punto se puede decir que sea exactamente catalán, el caso que conozco muy de cerca es el dialecto ribagorzano.

  6. Enorabuena!! Me ha gustado mucho, y sobre todo me ha gustó mucho el taller que vinistes a darnos en sevilla, desde entonces te sigo,eh?! 😀
    Ya te mantendré informado sobre nuestro lanzamiento, también es inminente, estamos teniendo algunos problemas logísticos y de tiempo sobre todo, pero bueno, para eso están las betas,no?

    Un saludo!

  7. Enhorabuena Daniel

    Mañana pondré un enlace en los posts de http://nireblog.com/an para enviar la noticia a aragoneame, ¿admitis que os envíen posts en aragonés no?

    Una crítica, no me gusta que el enlace de las noticias en la portada en vez de ir a la fuente original (meneame style) van a una página de aragoneame (fresqui style).

    Por lo demás todo perfecto.

  8. […] la mano de Daniel Torres Burriel y Jorge Romance llega Aragoneame.com, definido por Jorge así Aragonéame es un agregador social […]

  9. […] en algo así como Aragón Televisión 2, que emita sólo por internet. O, por qué no (aunque aquí no sea nada objetivo), usuarios seleccionando y dando pistas a unos medios atentos a tendencias de contenido en sitios […]

  10. […] de 4 años experimentando con la información, lo social, lo local y la experiencia de usuario, el sitio que abrimos el periodista y amigo Jorge Romance y yo mismo, aragoneame.com, cierra para […]

  11. […] Beta de aragoneame.com: filtro social hiperlocal de noticias […]

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.