El comercio electrónico no puede funcionar con chapuzas

Lo siento, pero este es el titular más suave que he terminado escribiendo. Y lo siento de veras porque me había propuesto no caer en argumentos negativos, pero es que no se puede, no hay forma. Estoy personalmente muy cansado de toparme con sitios de comercio electrónico que son una auténtica chapuza. Y es lo que hay.

El ejemplo que voy a poner a continuación puede ser un modelo en el que fijarse si lo que de verdad se pretende es que el comercio electrónico funcione, los usuarios se acostumbren a comprar con la comodidad que supone internet y, en general, todo esto sirva para algo. Pero mal vamos si pasamos de la larga cola, nos dejamos llevar por la corriente y no vemos un poco más allá de un sistema operativo y un navegador.

Esta tarde nos disponíamos en casa a hacer una compra a través del comercio electrónico de El Corte Inglés que se llama La tienda en casa. Pues bien, esta gente no quiere nuestro dinero. Ya lo comenté en una ocasión al respecto de otros, pero me tengo que repetir. Esta gente no quiere mi dinero.

Es absolutamente imposible realizar una compra a través del citado comercio electrónico, ya que a alguien se le ha ocurrido la brillante idea de efectuar el máximo de operaciones posible a través de indicaciones javascript que no se han molestado en probar en nada que no sea Internet Explorer. Y claro, uno se pone con su Firefox a comprar… y no se puede.

No voy a comentar nada del caos que supone para un usuario no techie el manejarse por el enjambre de mensajes crípticos que vomita ese e-commerce. Eso puede ser una historia para otro post, pero es que aunque uno quiera, no se puede comprar. Y lo más gracioso de todo es que no tan siquiera hay mensajes de error. La web deja tirado al usuario, abandonado a su suerte, sin un miserable aviso de que hay un error, o algo ha funcionado mal, o que el navegador no está soportado… nada de nada.

¿De verdad que es tan costoso probar un sitio de comercio electrónico antes de sacarlo a producción?

No se, quizá es que soy demasiado exigente, pero si yo fuera el dueño de ese sitio me preocuparía que mis clientes no pudieran efectuar sus compras en mi sitio de comercio electrónico.

Y si fuera así, cambiaría de proveedor tecnológico, porque no están los tiempos para tonterías. Quien no lo vea, tiene un problema.

Si quieres mejorar la efectividad y la tasa de conversión de tu sitio web, ofrecemos servicios de acompañamiento y consultoría en CRO, donde analizamos tu negocio y diseñamos un proyecto de acompañamiento orientado a proponer acciones concretas que mejoren la tasa de conversión de tu sitio web. Contacta ahora con nosotros y hablamos.

Comentarios

  1. No me lo podía creer y no he podido evitar probarlo. Efectivamente, con IE6 puedes comprar sin problemas un reloj con 3 o 4 click (antes de rellenar los datos para el pago claro), pero cuando usas FireFox, el carrito de la compra que introduce el artículo en la lista no funciona. Directamente no hace nada.
    Si una entidad del tamaño de El Corte Inglés, no tiene en cuenta estas cosas…

  2. !!!!Pero como va a cambiar proveedor tecnológico¡¡¡ si IECISA (Informática y Electrónica del Corte Ingles, SA) es su proveedor, al igual que lo es de gobiernos, instituciones, empresas publicas, etc…

    ¿O quien creéis que comete tropelias tipo http://www.renfe.es y similares?
    Pero claro cuando el Prestige se undía frente a Galicia, el señor Fraga no suspendió su cacería con el propietario de IECISA-El Corte Ingles…

  3. Daniel: precisamente es eso lo que me sorprende, que una entidad de ese nivel se permita este tipo de fallos.

    Nacho: no veo nada de malo en que provean a instituciones y empresas públicas. Donde yo trabajo también lo hacemos, y que dure. Del resto de tu comentario, decirte que no viene a cuento, ni procede, así que para otra vez te ruego que evites comentarios ajenos al tema del post.

  4. […] ayer trataba de hacer una compra y no podía, hoy trato de realizar una gestión con la administración pública y, ¿adivinan? Pues […]

  5. Estimado Dani,

    sin ninguna animo de polemizar y esperando no abusar de tu confianza y de tu blog. Creo que mi comentario si viene al caso respecto a tu post, porque, si queremos entender el entramado social, político y empresarial que inevitablemente nos rodea y afecta a nuestra actividad y sus resultados (y ahora haré una metáfora) ¿como es posible que alguien que coge el bajo de su vivienda y monta una cafetería sin baños, con difícil acceso y peor servicio, es contratado por el ayuntamiento de su pueblo para dar los catering del colegio y la residencia de ancianos…???

    Eso es lo que esta ocurriendo en muchos casos pero a gran escala, algunos juegan al domino con el concejal del pueblo, mientras otros se van de cacería o comida con quien corresponda.

    ¿Tu trabajas para empresas y organismos públicos? ¿Eres por eso un sinvergüenza? Hombre si fuera así, yo seria un caradura redomado porque llevo un buen montón de años realizando proyectos para todo tipo de instituciones publicas , locales, regionales y nacionales.

    ¿Pero sabes cual es mi diferencia e imagino que la tuya? y en general la de todos los profesionales autónomos, consultores independientes y estudios de pequeños a medianos. Que nos jugamos la cara y el prestigio profesional, que somos conscientes de estar trabajando con el dinero de un cliente, que en el caso de instituciones públicas ademas somos todos, y que nuestra obligación es hacer nuestro trabajo lo mejor posible, para ser honestos, para que nos sigan contratando, para dormir tranquilos y por desgracia para no tener nunca una villa en Mallorca, un Audi en la puerta y una comida con un sub secretario dentro de 30 minutos.

Deja tu comentario

*