Arquitectura de información 3.0

Peter Morville es un crack. Ha escrito un texto, titulado Information Architecture 3.0 en Semantic Studios. Empieza contando cómo en un evento le presentaron no como un diseñador de interacción o como un profesional de la arquitectura de la información, sino como un futurólogo. E inmediatamente se pone manos a la obra sobre la próxima etapa que vamos a conocer en la disciplina de arquitectura de información.

Morville hace un repaso de lo que está suponiendo todo el mogollón que hay alrededor de las aplicaciones ajaxificadas y la multitud de proyectos que surgen alrededor de los proyectos. Entiendo cosas como lo caras que pueden llegar a ser las aplicaciones plagadas de elementos como usabilidad, accesibilidad, encontrabilidad, y, en general, cuidado por atender la experiencia de usuario. O se van de presupuesto, o se van de plazo. Pero para todo no da.

Lo cierto es que no pinta un futuro muy halagüeño para este tipo de iniciativas. Y para los profesionales de la arquitectura de información, las cosas tampoco parecen muy felices en ese escenario.

En ese punto, trata de acotar una definición de lo que entiende por arquitectura de información, haciendo una revisión de las que se toman como válidas actualmente:

  • Diseño estructural de entornos compartidos de información
  • Combinación de la organización, el etiquetado -o rotulado-, la búsqueda, y los sistemas de navegación dentro de un sitio web o una intranet
  • El arte y la ciencia de dar forma a productos y experiencias de uso que sean fáciles de usar y encontrables (por support findability)
  • Disciplina que surge de la práctica y que está centrada en trasladar principios del diseño y la arquitectura al entorno digital

Remacha este inicio de su analisis con la afirmación de que estas concepciones de la arquitectura de información trascienden y van más allá de las taxonomías y del propio web, tal y como queda reflejado en lo que llama el Polar Bear 3.0 .

Pues bien, hay reputados profesionales de la arquitectura de información, prosigue Morville, como Christina Wodtke, Adam Greenfield o Peter Merholz que dicen sentirse (revisar los vínculos) obligados y constreñidos por estas acepciones de arquitectura de información. Es en este punto cuando hace referencia a una cita de Jesse James Garrett, que viene a decir algo así como que elegir la definición de una disciplina que acote mucho los términos de la misma puede ayudar a dar solución a una serie de problemas y escenarios muy definidos; y que esto sea así es uno de los factores que permirten que ésta progrese.

Entonces aporta Morville un dato más, mientras sigue haciendo referencia a Garrett. El padre de Ajax hace una distinción entre rol y disciplina. y lo comenta en unos términos parecidos a:

Hay una disciplina, conocida como arquitectura de información; y hay un rol, conocido como arquitecto de información. Se han desarrollado más o menos a la par, y hasta ahora cualquier debate sobre una ha implicado un debate sobre el otro. Pero ahora puede que las cosas tengan que cambiar.

Es entonces cuando Morville plantea, alineado con Garrett, la necesidad de añadir un nuevo concepto: el de comunidad. Y nos muestra una gráfica a la que llama los tres círculos de la arquitectura de información 3.0

Gráfica de Los tres círculos de la arquitectura de información

Dice Morville que mientras los límites son, como no puede ser de otra forma, difusos, los elementos centrales de la comunidad de arquitectura de información incluyen el IA Summit, Euro IA, el Latin American IA Retreat, Oz-IA, y el IA Institute. De hecho muchos de los participantes en lo que se puede llamar la comunidad de arquitectura de información no se identifican como arquitectos de información. De hecho, prosigue, algunos de ellos no se muestran interesados en algunos de los conceptos clave de la disciplina. Pero por el contrario, observan a la comunidad de arquitectura de información como un elenco de personas que llevan con mucha pasión su trabajo en ese sentido.

En este punto he de hacer un comentario: ¿no os recuerda este último matiz a la web dos punto amor? A mi sí.

Pero prosigamos con lo que cuenta Peter Morville.

Habla, imagino que en un sentido metafórico, de que los arquiectos de información están siendo atacados. Habla de que en el momento económico actual en el que todo el mundo puede seleccionar sus fuentes de información, no se debería minusvalorar el poder de la invención. Si los posts que hablan de la muerte de la arquitectura de información fueran sólo unos pocos no habría lugar para el comentario, pero si además éstos provienen de profesionales experimentados de la disciplina hermana, el diseño de interacción, el comentario está más que justificado.

Morville reconoce que hace no mucho ha tratado de profundizar en el conocimiento del diseño de interacción, y lo que ha encontrado son referencias, o más bien la ausencia de éstas, en algún libro sobre diseño de interacción, así como alguna referencia acerca de una ‘desaparición’ de la arquitectura de información como elemento protagonista. De hecho Morville pone el acento en su sorpresa por cómo estos líderes del diseño de interacción ‘hacen campaña’ en contra de la arquitectura de información, denigrándola como disciplina, así como a su comunidad.

En cualquier caso Morville no hace sangre con esto, y trata de verlo en clave de envidia sana, o simplemente, competencia entre disciplinas.

Morville prosigue haciendo un repaso de una serie de estrategias para los arquitectos de información. No obstante empieza reconocimendo que desde 1994 ha desarrollado su trabajo como arquitecto de información, si bien este trabajo ha constado, también, del diseño de comunidades online, software, interfaces de usuario gráficas y proyectos llenos de ajax en los que se han implementado tags y taxonomías. Eso sí, deja claro y evidencia que su reconocimiento viene desde su labor como arquitecto de información.

Viene a decir Morville que su visión es tal que la separación entre rol (arquitecto de información) y disciplina (arquitectura de información) da la oportunidad a los profesionales (rol) de ir más allá de la arquitectura de información (disciplina). Esto lo explica diciendo que muchos de nosotros (los profesionales) hemos sido instados por los clientes para conocer y desarrollar cuestiones que van más allá del mero diseño estructural, llegando a servir de puente entre la interfaz y los objetivos estratégicos del cliente, de tal modo que el arquitecto de información sea un factor clave en el desarrollo del producto final. Quizá, se plantea Morville, sea el momento de encontrar las oportunidades que puede traer la llamada gran arquitectura de información (big AI).

Concluye haciendo una reflexión basada en que, superados y asumidos los errores cometidos en la web 2.0, nos introduzcamos en la web 3.0, en la que los diseñadores de interacción sería conveniente que supieran algo de arquitectura de información.

Por otra parte, habla de las estrategias en la parte de la diciplina, de la arquitectura de información. Habla de que el futuro es halagüeño para la arquitectura de información porque el rol asumido por los profesionales supone una inyección de energía a la propia disciplina. Mientras que la gran mayoría del trabajo de arquitectura de información es realizado por profesionales que no son arquitectos de información, los profesionales de la arquitectura de información desempeñan un papel especial en la construcción de la comunidad y hacen avanzar la disciplina.

Y respecto de la disciplina, dice Morville que tenemos aún mucho que aprender y que “desaprender”. Pone por ejemplo el campo del search analytics (algo así como indicadores de búsquedas), en el que se dan muchas oportunidades de entender y comprender mejor las necesidades de los usuarios, su comportamiento, y cómo impacta todo esto en las decisiones de diseño y marketing.

Extendiendo esa tesis del amplio espectro del que habla Morville para explicar cómo se pueden ampliar los campos de actuación de la arquitectura de información, se alinea con la estrategia del Instituto de Arquitectura de Información mediante la cual se extienda la práctica de la disciplina a una variedad de entornos de información compartida, como:

  • Un entorno virtual, como software y sitios web
  • Un entorno físico, como museos, hospitales o bibliotecas
  • Un entorno procedimental, como flujos de información en entornos de trabajo

Hablando de la comunidad, continúa Morville, sostiene la idea de crear algo así como una gran tienda (big tent). Dice que en los últimos tiempos ha tenido la oportunidad de entrar en contacto con arquitectos de información y diseñadores de interación de varios países como Australia, Brasil, Canadá, Chile, Dinamarca, Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, Japón, Holanda, Suecia y Estados Unidos en varios eventos globales y locales sobre arquitectura de información.

Habla Morville de que está impreionado e influído por la actividad de todos esos profesionales y grupos de trabajo. Habla de que estos profesionales tienen una importante ventaja competitiva sobre la comunidad de profesionales, y que los demás deberíamos fijarnos en ese modelo.

Para concluir su artículo, Morville habla del fin del principio. Comenta cómo la arquitectura de información ha madurado como rol, como disciplina y como comunidad. Y hace un llamamiento para seguir en esa línea para entrar en esa fase que llama arquitectura de información 3.0 que nos traerá más cambios, más oportunidades y más trabajo.

Dice que esa es su predicción. ¿Qué os parece?

Nota: no he escondido nunca lo mucho que me cuesta leer textos tan densos en inglés, así que si alguien lee el artículo original de Morville y descubre que algo lo he entendido mal me lo diga y lo cambio.

Comentarios

  1. Wow, vaya resumenazo. Muchas gracias, Dani!

    Es verdad que los compañeros de EEUU están (otra vez!) a vueltas con los términos, los añcances y los títulos profesionales. Un poquito aburrido, quizás.

    Morville tiene el mérito (con Rosenfeld) de haber puesto a funcionar la arquitectura de información. Fueron de los primeros que se impusieron ese título profesional, allá por la época de ARGUS associates. Supongo que por eso intenta que sea ese el título que prevalezca. Pero al final es todo un poco lo mismo, no?

    Yo tengo tarjetas de visita con todos los títulos, no le doy mucha importancia. Tengo muy claro que lo que hacemos es diseño y que, como cualquier rama del diseño, requiere unos conocimientos técnicos adecuados al objeto que se proyecta: el diseño industrial requiere más conocimientos de física, de materiales…, el gráfico de tipografía, de preimpresión… y el diseño de interacción también tiene sus ámbitos propios: la usabilidad, la arquitectura de información, algo de psicología cognitiva…

    Vamos, que hace años que me siento cómodo con “diseñador de interacción” y ni me planteo si es o no diferente de la arquitectura de información, o si debe o no adecuarse a los nuevos desarrollos (cómo no va a adecuarse!!!).

  2. Tal como yo lo veo, el “Arquitecto de información” interviene en una fase anterior del proyecto organizando el contenido y la estructura del sitio web y el “Diseñador de interaccion” se ocupa de la presentacion y navegacion por los contenidos.

    Sin embargo, de este articulo a mi me ha llamado la atención que tanto Peter Morville como Jesse James Garret ya estan hablando de la Web 3.0 y del fracaso de la web 2.0 con esas aplicaciones web sobrecargadas de AJAX. La verdad es que no les falta razon porque aunque los pequeños efectos en AJAX suelen evitar cargas de paginas y ahorrar tiempo, hemos visto que las aplicaciones 100% AJAX son mas lentas y complicadas de usar. (por ejemplo Yahoo Mail).

    Por otro lado, me fastidia el afan que tienen estos americanos con inventar nuevos terminos y etiquetas. Pronto todos los blogs se inundarán con articulos sobre la web3.0, y el articulo de Tim O’reilly que lo comenzo todo es de septiembre de 2005, muy reciente todavia, tanto que los sitios web “tradicionales” apenas hemos comenzado la transformacion… asi que habra que pasar de la web1.0 a la 3.0 de un tiron.

  3. ey, genial resumen Daniel 🙂

    Yo creo que todos los que predicen reiteradamente la muerte de la AI es porque simplemente no llegaron a entenderla, o asumieron que la AI era exclusivamente lo que los “gurús” de la AI decían que era. Creo que aunque Morville & company han aportado muchísimo a la AI (rol), también han ofrecido una visión sesgada del asunto, lo que ha propiciado el surgimiento de tantos “atacantes”.

    Y hablo de la AI como rol, porque realmente ha sido esta dimensión la que más se ha desarrollado. La AI como disciplina prácticamente no ha nacido, ya que por el momento la AI se nutre exclusivamente de conocimiento (científico) generado en otras disciplinas.

  4. Hola, gran trabajo, Dani.
    Me gusta esta frase:
    “Esto lo explica diciendo que muchos de nosotros (los profesionales) hemos sido instados por los clientes para conocer y desarrollar cuestiones que van más allá del mero diseño estructural, llegando a servir de puente entre la interfaz y los objetivos estratégicos del cliente, de tal modo que el arquitecto de información sea un factor clave en el desarrollo del producto final.”

    Hacer una web obliga a definir la empresa, cosa que casi nadie hace, con más profundidad que cualquier otro ámbito. La naturaleza del medio exige más introspección y transparencia que cualquier otro.

    Las empresas hasta ahora se han limitado a copiar y repetir un modelo de web que sólo se esfuerza en la opacidad: ocultar los clientes tras formularios, no ponerles enlaces (o ponerlos al tercer clic…)…

    El ejemplo típico de ocultamiento es el menú “Quiénes somos” que siempre acaba contando “qué hacemos”.

    La web implica —-> transparencia: el mayor empeño de la IA hasta la fecha en general ha sido doblegarse a la opacidad (contranatura) que exige la inercia del cliente (del mundo). (Flash es ideal para ocultar-se).

    Vuelvo a la frase del principio: “llegando a servir de puente entre la interfaz y los objetivos estratégicos del cliente”

    y la traduzco como:
    “hay que explicarle al cliente que la web exige transparencia y otro concepto de comunicación”

    ¿Cuánto tardarán las empresas en usar los comentarios?

    El esfuerzo por crear una disciplina nueva pasa por que se reconozca que hay un mundo nuevo. Si no, con la habilidad técnica ya sobra.

  5. […] Domingo 21:40 /// Apasionante tema y artículo sobre “Arquitectura de Información3.0″. […]

  6. Estoy encantado con el nivel de los comentarios 🙂

  7. La entrada lo merece !

  8. Lo que no me acaba de quedar claro es por qué esta gente, que acuñó el término en su día, ahora casi que lo “desmitifican”… Leyendo el texto uno se lleva cierto toque pesimista, o soy yo el único que lo ve así?

    Excelente artículo, Dani!

    Salu2

  9. Juan: más que un toque pesimista, la impresión que me da es que estamos ante un momento de ‘cruce de caminos’ en los que se evidencia que la disciplina como tal ha quedado en cierta evidencia, y corresponde a los profesionales tomar el mando y decidir hasta dónde quieren llegar.

    De todos modos la impresión que me queda es de cierta ‘volatilidad’ en el texto de Morville, que no se muy bien dónde quiere llegar. Hay algo así como una especie de ‘tensión ambiental’ que me desconcierta un poco.

  10. Algo así, Dani, quizá es éso: Volatilidad. Pero no deja de ser extraño que quien acuñe el término ahora vaticine cosas que, de alguna forma, dan a entender tensión en las gradas.

    El texto da que pensar en varios sentidos, eh? Se las trae…

  11. Juan: quizá, por ponerme en plan positivo, se trate de crear esa tensión para mantener despierto el espítiru crítico y que el personal no se duerma en los laureles.

  12. ¿Qué laureles?

  13. m ; ): pues los laureles de la autocomplacencia, por ejemplo.

  14. JAJA ! Touché !

  15. […] No voy a resumir mejor que el art­culo de Torres Burriel la Arquitectura de informaci³n 3.0 de Morville as­ que no lo har©. S³lo recomendar© las lecturas de los art­culos y de los comentarios a±adidos, para poder seguir un debate basado en: […]

  16. Gracias por publicar resumenes/comentarios como esto, para los que tenemos dificultad con el ingles, es un gran regalo.

    Me permito hacerte una sugerencia, sacada de los foros de discusión de WordReference, sobre la traducción de big tent, allí se menciona la siguiente acepción que es posible que encaje mejor en el texto:

    grandes ligas (de una determinada industria o negocio)grupo de personas que tienen gran influencia o controlan esa actividad

    no tiene porque tener una acepción negativa de poder, si no también puede aludir a participación.

    Es posible que se refiera más a crear un círculo de influencia y de trabajo

  17. […] En este punto vuelvo muchos meses atrás. Me acuerdo de Arquitectura de información 3.0 […]

  18. […] de información, ya avanzaba en Information Architecture 3.0 (que por aquí publicamos en Arquitectura de información 3.0) el concepto de findability, que muy bien describe Viviana Dehaes en Findability de los sitios […]

  19. […] Y es en ese punto cuando uno se da cuenta de que la historia se repite. De que cuando hacíamos traducciones de Peter Morville aportábamos nuestra visión, no siempre alineada con el autor original. Y es cuando, como dice Pep […]

  20. […] entre el modelo mental del diseñador, que es muchas veces quien toma decisiones que afectan a la findability de los sitios web, y el modelo mental de los […]

Deja tu comentario

*