24 abril 2005

Leo con mucho interés en Atomiq las reflexiones de Gene Smith sobre Ajax. El post se llama Some thoughts on Ajax y hace un recorrido somero pero clarificador de las repercusiones de Ajax, por una parte desde la experiencia de usuario que se derive de las aplicaciones así construídas, y por otra desde la perspectiva de los diseñadores y desarrolladores. O al menos así lo interpreto yo.

Me quedo con dos apreciaciones del texto de Smith, a las que les añado un poco de condimento en español:

  • Los flujos entre las distintas pantallas de una aplicación web tendrán que ser redefinidos en su concepción original. No está muy clara la frontera entre una pantalla y otra, respecto del modelo mental de las páginas web que hasta ahora conocemos (documentos). En este punto hay un trabajo de redefinición de los parámetros, sistemas de navegación y rotulados estándar.
  • Familiaridad. El aspecto de las aplicaciones web construidas basándose en Ajax van a tener el tacto visual, la apariencia y la esencia de las páginas web tal y como las conocemos, diferenciándose de los interfaces construidos con otras tecnologías diferentes. Ello hace que estas aplicaciones no sean agresivas desde el punto de vista de la experiencia de usuario, ya que no se mostrarán elementos, texturas, modos de renderizado y, en general, mimbres muy diferenciados a los usuarios. Lo que va a ver el usuario, el aspecto general de los textos, su render, los widgets utilizados, no va a ser diferente de lo que ve ahora en una página web. Ello contribuye a no asustar a usuarios que puedan percibir estar en un entorno diferente.

En Torresburriel Estudio realizamos proyectos de consultoría en diseño de experiencia de usuario para tu producto digital aplicando metodologías de diseño centradas en el usuario. Contacta con nosotros y cuéntanos tu proyecto.

Comentarios

  1. He llegado a esta entrada buscando distintas opiniones sobre la correcta utilización de AJAX y no puedo evitar dejarles algo que siempre menciono donde encuentro “conversaciones” de AJAX y de lo que me gusta saber otras vivencias:

    “Yo creo que la vertiginosa popularidad de AJAX sumada a su facilidad de implementación “gracias” a las distintas bibliotecas que de a poco van saliendo (y eso que Microsoft todavía no lanzó su “super-aplicación” para generar AJAX) van a ir haciendo que la web se convierta en algo innavegable, poco usable y molesto.
    No estoy en contra de AJAX, por el contrario soy un promulgador de estas tecnologías, pero me parece que no están llendo por un buen camino. Implementar AJAX en una web puede resultar muy “fashion”, pero ¿cuantas de esas veces pensamos en el usuario final? ¿tenemos en cuenta que un 10% de los usuarios no disponen de JavaScript?
    Creo que antes de hacer una aplicacion AJAX hay que re-cuestionarnos algunas cosas, y despues sí ponerse a codificar.”

    Quizá esto suene un poco “raro” fuera de contexto, ya que por lo general lo que se ve de AJAX es “atractivo y bonito”, pero seguramente mas de uno de los que estamos adentrados en el tema han estado en Blogs y Webs enteramente en AJAX. Seguramente también luego de navegarlas un rato hayan notado lo molesto que resulta. Por supuesto que no todas las AJAX webs son así, pero me arriesgo a decir que una gran mayoría están implementando AJAX equivocadamente.

    Simplemente espero que junto con la promulgación de algo tan maravilloso y útil como lo es AJAX, se promulgue su correcta utilización, y evitemos “esos divs que cargan secciones enteras dentro” que pocas veces resultan usables.

    Les mando un gran saludo, y espero no haberme extendido demasiado.
    Daniel.

  2. uhh creo que tubistes malara experiencia con AJAX

  3. Interesante punto de vista el de daniel, bueno todavia reflexiono sobre sus coomentarios.
    vzla.

  4. […] la línea marcada en Reflexiones sobre Ajax, experiencia de usuario, y sus consecuencias, avanzamos en las implicaciones que las aplicaciones basadas en Ajax respecto del diseño de […]

En Torresburriel Estudio podemos ayudarte en el proceso de investigación con usuarios, aplicando técnicas como las entrevistas personalizadas o la investigación etnográfica.